Home / Reviews / ‘The Walking Dead’ 11×08: El momento de quitarse las máscaras

‘The Walking Dead’ 11×08: El momento de quitarse las máscaras


[NOTA 6]

‘For Blood’ (11×03) es un episodio muy entretenido que nos regala grandes mementos, pero que para ser la mid-season finale es algo flojo, de ahí mi nota. Echo en falta que los dos cliffhangers finales sean bastante más extremos, me han resultado algo descafeinados. Tanto que parece que lo que han hecho es cortar la narración en determinado momento sin preocuparse de mucho más. Compro todo lo que pasa con los Segadores, pero la trama de Judith la veo floja como una de las dos tramas de una mid-season finale. Sobre todo teniendo a la Mancomunidad ahí sin que nos hayan contado nada esta semana.

Lo mejor del capítulo la trama de los Segadores. Llega el momento de quitarse las máscaras y lo hacen todos sin excepción. Daryl reconociendo que el enemigo son los suyos, su familia. Leah matando a Pope porque dice que se ha olvidado de lo importante. Y Maggie y compañía entrando en las instalaciones de los Segadores y quitándose después la piel zombi de sus rostros porque algo parece ir mal. Todos han puesto sus cartas sobre la mesa y nos prometen lucha a muerte a su regreso. Este es el gran cliffhanger del episodio.

Daryl mantiene su farsa hasta el último momento. Pero ante la amenaza de Hwacha (ese lanzacohetes múltiple) tiene que reconocer a Leah que el grupo de Maggie realmente es su familia y que no quiere que les pase nada. Las dudas sobre el personaje de Leah las mantienen de maravilla hasta el final. Cuando mata a Pope nos hace creer que decide unirse a la comunidad de Daryl. Pero no, muy lejos de la realidad. Cree que Pope se ha olvidado de lo importante, de los suyos, y que por eso debe morir. Para ella Daryl no deja de ser un traidor y un mentiroso.

Acusarlo de matar a Pope es el plan perfecto, porque da una autoría al asesinato y además pone en alerta al resto contra él. Me gusta que en solo un par de escenas Leah consiga hacer que la veamos como alguien más temible que el propio Pope. Su sentimiento de pertenecer a una comunidad, de tener una familia, es muy fuerte y por defenderla hará lo que haga falta. Nos quitamos de encima todo divino de Pope y las misticidades del fuego para enfrentarnos a una líder más de manual. Un nuevo villano que promete mucho, más con la historia amorosa que hay tras de sí con Daryl.

LA GRAN TORMENTA

Y mientras los Segadores luchan, en Alejandría se desata la gran tormenta que destroza todo lo que pilla a su paso. Una trama centrada en Judith y en seguir haciendo guiños a Michonne y a los sentimientos de la niña de encontrarse sola en la vida. La trama me ha encantado, sabéis que soy fan incondicional de Judith, pero es una trama que no tiene la suficiente fuerza como para ser una de las dos únicas tramas de una mid-season finale. Otra vez Judith con ese sentimiento a despedida de la serie, con esos guiños al pasado para ir cerrando un círculo importantísimo en la serie: el de sus padres.

Aunque no la estamos viendo mucho en acción, The Walking Dead no quiere que nos olvidemos de que no es una niña más. Que ha nacido para la lucha, para este mundo invadido por zombis y que Michonne sigue estando muy presentes en ella. Virgil se lo dice bien claro: «Michonne está aquí, en cómo coges la espada, en cómo luchas, en cómo das valor al resto». Y la mejor prueba es todo lo que hace por Gracie en este episodio, y lo que tendrá que hacer a la vuelta del parón, porque se han quedado en un sótano sin salida y amenazadas por zombis.

Un cliffhanger poco potente. Sabemos que nada le puede pasar a Judith, sería absurdo. De ahí tienen que salir y sin mucha complicación. Es uno de los personajes más interesantes de la serie, no sólo por lo que implica su figura para el universo de The Walking Dead (ser hija de quien es), sino sobre todo porque es uno de los personajes más valientes y diestros en la lucha y el único con esas características que se ha criado en un mundo apocalíptico. Judith es única y podría darnos un spin off mucho más interesante que todos los anunciados hasta ahora.

PRIMERA MITAD DE TEMPORADA

Despedimos la primera mitad de la temporada once de The Walking Dead, que regresará el próximo 20 de febrero de 2022 a Estados Unidos. Una mitad que recordaremos sobre todo por ese episodio de terror que se ha situado entre los mejores de toda la serie. Una mitad que ha demostrado que nos encontramos en la etapa más coral de la serie, con más tramas y más frentes abiertos que nunca. Y con más acción a las que nos tiene acostumbrados. Los Segadores y la Mancomunidad haciendo de las suyas mientras Alejandría intenta sobrevivir. Quedan muchos frentes abiertos, desde los enfrentamientos entre Maggie y Negan a el futuro de Eugene y compañía. Habrá que tener paciencia para entrar en la recta final de la serie. Nos leemos en febrero.


Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión . Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews de #TheWalkingDead. También hablo de libros en #Empapela2 (Instagram).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies