Home / Reviews / ‘The Walking Dead’ 11×03: Reproches que no se pueden contener dentro

‘The Walking Dead’ 11×03: Reproches que no se pueden contener dentro


[NOTA: 6,5]

Después de la trepidante season premiere, undécima temporada de The Walking Dead pisa el freno para justificar la necesidad que tienen los habitantes de Alejandría de arriesgar todo por conseguir suministros. ‘Hunted’ (11×03) nos mete en el corazón de Alejandría, entre los más jóvenes, en el que será el futuro de esta comunidad, y lo hace para enseñarnos que están hambrientos. Nos enseña una Alejandría que nada tiene ya del esplendor de cuando la conocimos. Y justifica que la desesperación de Carol buscando caballos o la de Maggie intentando llegar a Meridian aunque sea de la mano de su peor enemigo: Negan. Un capítulo bastante soso comparado con los dos anteriores pero necesario para la construcción de la trama.

Lo que menos me ha interesado ha sido la expedición de Carol y compañía en busca de caballos. Más cuando se sacan de la manga una granja lechera de la que no habíamos oído hablar nunca. Pero toda esa trama me acaba valiendo con esa escena final de Judith, Adam, Hershel y compañía comiendo con resignación esa «morcilla» (por llamarla de alguna forma). Al principio de esta trama vuelven reflexionar sobre cómo los niños perciben el mundo en el que están y cómo ellos, ya sea por inconsciencia o porque han crecido en un mundo postapocalíptico, tienen menos miedo que el resto. Me encanta ver a Judith aunque sea con una trama tan infantil, necesito que vuelva a la acción como en la temporada pasada.

Lejos de Alejandría, la trama de Maggie y Negan ha servido para dos cosas: para seguir tensando la cuerda entre ambos y para seguir presentándonos a los nuevos villanos de la temporada. Por cierto, un capítulo entretenido que ha destacado más por lo técnico que por su guion. La serie ha dado un salto respecto a temporadas anteriores con una fotografía mucho más cuidada y una banda sonora mucho más rítmica, necesaria para un guion que está dando mucha más acción y tensión que lo que suele darnos The Walking Dead. Todas las escenas en las que aparecen los nuevos villanos parecen sacadas de una de esas películas de acción que la gente solo ve para ver golpes, disparos y mamporros.

EL TIRA Y AFLOJA DE NEGAN Y MAGGIE

Qué bien están llevando la tensa relación de Maggie y Negan. Está quedando muy patente que si no le necesitara Maggie habría ya acabado con él, pero le necesita, y en el fondo sabe que por mucho odio que le tenga por lo que hizo a estas alturas de la serie son muy similares. Tienen un concepto de la supervivencia muy similar. El problema es que el fuego interior de la muerte de Gleen todavía está muy vivo dentro de Maggie. Tanto que incluso cuando están decidiendo qué hacer con Alden ella reprocha a Negan que destruyó todo lo que habían construido ellos. Un reproche que no venía al caso, pero que no puede evitar contener dentro. Maggie tiene rabia e intenta que siga muy viva.

En este capítulo Negan salva en una ocasión a Maggie. Además, se la lleva cuando los zombis acaban con Agatha para que no la muerdan a ella también. Y en algún que otro momento mata zombis que van a atacar a ambos. Mientras, Maggie toma decisiones importantes como acabar con Duncan para que no sufra (y se convierta) e intentar salvar a Alden hasta que ya es materialmente imposible. El destino ha dejado solos a Maggie y a Negan, pero lo que parece claro es que los guionistas no quieren que sigamos dudando de Negan. Están siendo muy fieles a lo que son cada uno de los dos personajes y enfrentando sus esencias, pero no jugando al engaño absurdo.

Y cambiando de tercio, mira que si hay un personaje que siempre he odiado en la serie ha sido Gabriel, pero según pasa el tiempo lo odio menos (todavía no me cae bien, pero me incomoda cada vez menos). Cómo mata a uno de los nuevos villanos y le dice que Dios ya no está aquí, que no va a rezar por él, me ha parecido uno de los grandes momentos del episodio. Como cuando Maggie entra en ese centro comercial en ruinas, qué bien han llevado la tensión. Me encanta que estén siendo tan efectistas con el guion incluso en episodios en los que no está pasando mucho. Por cierto, en este centro comercial Maggie le dice a Negan que deje de fingir que es uno de los suyos. Otra flecha en la misma dirección.

Un episodio con acción, centrado en Maggie y Negan, en el que no pasa mucho y que no nos deja ni siquiera un cliffhanger final. Quizá lo más impactante es ver esa persona quemada en una cruz con el cartel de JUDAS sobre él. Los nuevos villanos no se andan con chiquitas, se mueven muy rápido, tanto que se ponen a tu lado y ni te has dado cuenta, y prometen mucha acción y mucha sangre. A mi esas máscaras me dan mucho miedito. Muchas ganas de saber qué nos van a dar en los próximos episodios.


Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión . Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews de #TheWalkingDead. También hablo de libros en #Empapela2 (Instagram).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

16 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies