Home / Series / ‘Wilfred’ final de serie: consciente de su inconsciencia
wilfred final serie fx

‘Wilfred’ final de serie: consciente de su inconsciencia

Llegó sin hacer mucho ruido y se ha ido de la misma forma, siendo fiel a su esencia y cuidando hasta el último segundo a sus seguidores. Una despedida que no pretendía ser más que el resto de la serie, sólo dar un final (o un punto y aparte) a las historias de cada uno de sus personajes. Una despedida que ha tenido pocas sorpresas pero que pese a ello ha conseguido cerrar muy bien el arco narrativo que se abrió allá por 2011.

Wilfred y Ryan se han despedido regalándonos escenas muy emotivas, cargadas de ese humor negro que les unió tiempo atrás, con estampas visuales llenas de aromas y sin perder ese fondo psicológico que ha movido la serie desde el principio. Una serie que dice adiós tras haber dado la espalda a los corsés creativos de Hollywood y que ha conseguido hacerse un hueco en la historia de la televisión.

‘Wilfred’ ha conseguido despedirse en el momento adecuado, aunque ha estado muy cerca de caer en el precipicio de las series que siguen y siguen aunque ya no tengan nada que contar. Es momento de analizar las claves de la despedida de ‘Wilfred’.

Por cierto, no olvidemos que la serie es una adaptación estadounidense de la original australiana, quizá ahora es buen momento para meterle mano o para revisionarla y llenar un poco el vacío que han dejado.

 [Spoilers del final de ‘Wilfred’ a partir de aquí]

wilfred analisis final serie

 MISTERIO CRECIENTE

Si a ‘Wilfred’ se le pudiera poner un pero sería que las incógnitas sobre la naturaleza de Wilfred han ido cobrando cada vez más importancia, sobre todo en las dos últimas temporadas. Mientras el humor y el surrealismo de la serie decrecía (sin perder la esencia de la serie) para poder crear tramas lineales que hicieran crecer el misterio.

El motor de ‘Wilfred’ nunca ha sido descubrir la naturaleza del misterioso perro (esa es una incógnita que todos teníamos respondida en nuestras cabezas desde el piloto), el verdadero motor de la serie era la relación de Wilfred y Ryan y su interacción con el resto de personajes que pululaban cual astros alrededor de un planeta.

NATURALEZA DE WILFRED

Qué era realidad y qué ficción en Wilfred era lo de menos. El corazón de la serie ha sido los grandes momentos que esa relación nos ha dejado. ‘Wilfred’ nunca quiso ser un ‘Lost’ cargada de preguntas que responder. Estaba claro desde el principio que el Wilfred hablador era fruto de la mente desequilibrada de Ryan, igual que le pasó a su propio padre.

Podríamos decir que ésta ha sido una respuesta obvia y fácil, sí, pero a una incógnita que no nos han presentado para que esperáramos una respuesta más compleja que la que nos han dado. Hemos tenido una respuesta acorde con las expectativas creadas.

wilfred critica final serie

ORIGEN DE LA FELICIDAD

Ryan merecía un final feliz, pero no cualquier final feliz. Tras 49 episodios viendo cómo con la única persona con al que lograba ser él mismo era con un perro que hablaba como fruto de su fantasía el final feliz no podía venir con Jenna. Esa era un puerta que había que explotar (o explorar) hasta el final pero que debía ser cerrada para siempre por ella, nunca por él (él no era lo suficientemente estable como para poder hacer algo así).

La felicidad de Ryan no se escondía en nada externo, se escondía dentro de él. El factor detonante para descubrirlo fue intentar vivir sin Wilfred y ver que su única salida era el suicidio (vuelta al inicio). Ryan abre los ojos y se da cuenta de lo que su mente le ha estado oprimiendo. Empieza a ser consciente de su inconsciencia.

Ryan empieza a tener control de su mente y ahora es él el que decide vivir al lado de Wilfred, seguir imaginándole aunque sepa que sea fruto de su mente. Le necesita y va a seguir con él hasta que no sea necesario (igual que su padre). La loca mente de Ryan va a seguir fantaseando pero ahora él es consciente de que lo está haciendo, ahora él es feliz con cómo es. Un final inmejorable.

 

“Happines does not depend on outward things, but on the way we see them.”

Leo Tolstoy

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR