Home / Reviews / The Walking Dead / Décima temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 10×13: Poniendo rumbo al norte

‘The Walking Dead’ 10×13: Poniendo rumbo al norte

[NOTA: 9 ]

La décima temporada de ‘The Walking Dead’ despide a Michonne en un episodio perfecto. Pese a que ‘What we become’ (10×13) arranca tímido, divagando demasiado para ser un episodio tan importante, da un giro radical cuando Virgil encierra a Michonne en esa habitación dándonos al final uno de los mejores episodios de la serie. Qué forma tan coherente de despedir un personaje cuyo futuro queda ligado al de Rick, con mil puertas abiertas que si no se exploraran nunca estaría igualmente bien hecho el haberlas dejado abiertas. Michonne pone rumbo al norte (siguiendo los consejos de Judith) siguiendo el rastro del Hombre Valiente. ‘The Walking Dead’ es Rick y Michone por encima de todo, y esas puertas no se podían dejar clausuradas.

Por muy circunstancial que parezca el personaje de Virgil en este episodio es clave en la reflexión que hace ‘The Walking Dead’ sobre la fidelidad de sentimientos y la lealtad para con los nuestros. Virgil se queda en la isla porque le prometió a su esposa flores todos los días. Igual que Michonne luchará sacrificando su vida por encontrar a Rick, el amor de su vida y el padre de sus hijos (puedo usar el plural, sí, porque aunque por Judith corra la sangre de Lori su única madre ha sido y será Michonne). Me ha encantado el desarrollo de Virgil, ese investigador que pierde la cabeza por ser responsable sin saberlo de la muerte de su familia.

La incursión de Michonne y Virgil en esas instalaciones llenas de zombis nos dan la dosis de katana que a partir de ahora echaremos de menos. Acción en estado puro que nos deja una imagen magnífica al entrar en esa habitación cerrada con el personal ahorcado y ahora convertido en zombi. Consigue que te imagines perfectamente la agonía de sentirse encerrado sin opción de escapatoria en un mundo apocalíptico en el que la única salida para acabar con el dolor es esa. Pero el capítulo bueno de verdad empieza cuando Virgil encierra a Michonne y le da extramonio.

PESADILLAS DE ESTRAMONIO

Podríamos ver cierto paralelismo con la despedida de Rick, en la que se reencontró con varios de los personajes más importantes de su vida. Solo que en el caso de Rick era una despedida. En el caso de Michonne son alucinaciones de lo que podría haber sido su vida si en vez de salvar a Andrea hubiera seguido su camino. Habría acabado siendo la mano derecha de Negan. Es brual el volver a ese momento en el que Negan tiene a los líderes de Alejandría arrodillados ante él amenazándoles. Volver a ver a ese Rick sudoroso con la mirada perdida. Alucinaciones en las que Michonne será atravesada por una flecha de Daryl, por una bala de Rick y recibirá los reproches de Siddiq por dejarle morir. “Vi el infierno”.

Un infierno que apuntala aún más la integridad de Michonne, la más fuerte de la serie junto con la de Rick y Daryl. Cuando salva a los que estaban encerrados en la habitación contigua y atrapan a Virgil, Michonne les pide que no le maten, que su misericordia les dará. Es el penúltimo momento heroico de su personaje en la serie (el último será ir a buscar a Rick), importantísimo sobre todo después de lo que acaba de pasar. Esas pesadillas no han hecho más que dar aún más coherencia a la esencia de su personaje, que además de pensar en la vida de esos desconocidos no deja de buscar las armas para ir a Oceanside a ayudar a los suyos.

EL HOMBRE VALIENTE

Qué bonito cómo conectan el futuro de Michonne con Rick. No pensé que fueran a jugar esta carta, la verdad, y me ha encantado. Cómo encuentra en ese barco las botas del Rick y ese móvil pintado con su rostro y el de Carl. Michonne no podía morir, mucho menos en una isla en la que no sacrificaría su vida por ninguno de los nuestros. Si hubiera muerto habría tenido que ser una muerte heroica de esas que te rompen el corazón. Pero cuidado, que no ha muerto pero ha conseguido rompernos el corazón con esa conversación con Judith en la distancia. No me canso de decirlo, pero Judith ya es de los personajes más importantes de ‘The Walking Dead’. Qué pasada.

Esa Judith llorosa, con la voz entrecortada, diciéndole a su madre que tiene que ir a buscar al Hombre Valiente. Que no se preocupe por ellos, que están bien, que ahora su deber es ir en busca de Rick. Una vez más Judith decide el destino de otro personaje de la serie y lo hace con una coherencia que la mayoría del resto de adultos de la serie querrían tener. Salvando mucho las distancias, esta conversación me ha recordado a aquella llamada de teléfono entre Penny y Desmond en ‘Lost’. De esas escenas que se meten muy dentro de ti y te tocan por todas partes. Y eso que aquí han querido que sea una escena emotiva pero no pasarse y que acabáramos llorando, pero podrían haberlo hecho. Qué buen guion.

UN ÚLTIMO ADIÓS

Es brillante que Michonne, al verse sola con un futuro incierto, decida volver a ser la que fue, con sus dos zombis amputados escoltádola atados. Pero se da cuenta de que ya no es la misma persona que conocimos allá por la segunda temporada. Por eso decide ayudar a esos dos personajes que han sido dejados de lado por ese grupo de supervivientes que, hasta la fecha, es el más numeroso que hemos vito en ‘The Walking Dead’. Que sean dos personas las que se convertirán en sus compañeros de camino no es casual, manteniendo así el trío que tenía con esos dos zombis. Así pone rumbo al norte acompañada de dos desconocidos y creemos siguiendo a ese grupo del que nada sabemos. Conociéndola, antes de seguir a esa comunidad querrá información sobre ellos.

Se deja así totalmente abierto el destino del personaje de Michonne, vinculado totalmente con el de Rick. El sheriff tiene confirmada una saga de películas en torno a su personaje que arrancarían justo después del último episodio en el que salió. No está confirmado que Michonne se vaya a incorporar a ellas, pero después de ver este capítulo podemos tener claro que sí. Con mayor o menor presencia, tiene que aparecer. El episodio de esta semana ha sido uno de los mejores episodios de la serie y, sin duda, la mejor despedida de un personaje después de la de Rick.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

tres × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies