Home / Reviews / ‘The Walking Dead’ 6×04: el capítulo perdido
the walking dead critica 6x04

‘The Walking Dead’ 6×04: el capítulo perdido

‘The Walking Dead’ ha vuelto a hacer su táctica narrativa preferida: parar la trama principal de la serie para contar un capítulo perdido de alguno de sus personajes a los que perdimos la pista en algún momento. Paréntesis en uno de los momentos narrativos más importantes de la serie cargado de especulaciones sobre el futuro de Gleen. Pese a que ‘Here’s Not Here’ (6×04) sólo nos haya hablado de Morgan ha dejando un gran titular sobre Glenn: el nombre del actor que da vida a su personaje ya no aparece entre el reparto oficial de la cabecera. Podría ser otra táctica para mantener en vilo al espectador, sí, pero mantener esperanzas cada vez es más un acto de fe desesperada.

‘Here’s Not Here’ cuenta cómo Morgan pasó de la locura que descubrimos en la tercera temporada (3×12) al superviviente imbatible y ecuánime que es a día de hoy. Un hombre que dejó atrás sus delirios gracias a Eastman, un fugaz compañero de camino que creyó en él, le ayudó a matar a sus fantasmas, a superar sus traumas, y que sacrificó su vida por salvarle. Un personaje maravillosamente bien construido, cargado de paralelismos con Morgan, que acaba siendo el verdadero protagonista en la segunda mitad del episodio. Eastman enseña a Morgan un nuevo código de supervivencia que le reconectó consigo mismo superando el trauma que le arrebató la cordura: la pérdida de su mujer y su hijo.

the walking dead 6x04 morgan

Eastman era un psiquiatra forense de Atlanta que ve en Morgan un caso de estrés postraumático superable. Un encierro tras los barrotes, un discreto libro amarillo sobre ‘El arte de la paz’ (de Morihei Ueshiba) y unas cuantas charlas bajo el cobijo de una cabaña de madera son suficientes para que Morgan aniquile sus anhelos de morir y sus ganas de matar. Al fin y al cabo Eastman acaba siendo un reflejo casi idéntico de Morgan pero con unos golpes vitales aún más fuertes que hacen los suyos más ligeros.

El psiquiatra forense obliga a Morgan a plantarle cara a su pasado con actos tan triviales (pero tan importantes) como decir en alto los nombres de su mujer y su hijo. Enfrentamiento con sus miedos que se materializa magistralmente cuando es atacado por el zombi del mismo individuo que mata él al comienzo. El aikido como nueva regla de supervivencia es otra de las grandes aportaciones de Eastman. Una defensa que tapa al ataque automático que tenía Morgan por costumbre. No más muertes gratuitas.

Estamos ante un capítulo redondo en el que todos sus elementos están milimétricamente pensados. En ‘Here’s Not Here’ nada queda suelto, todo responde a un universo justificado en la narración transversal. La unión de la historia de Eastman con Terminus, la charla con el desaliñado prisionero para justificar este gran flashback y el broche final del capítulo pidiendo que abran las puertas de Alexandria. Un episodio narrativamente perfecto con una banda sonora muy especial y un guión brillante.

the walking dead critica 6x04 morgan

No suele gustarme cuando ‘The Walking Dead’ corta su trama general para tontear con sólo uno de sus personajes. Aún grito de dolor recordando esos dos episodios que regalaron al Gobernador al final de la primera mitad de la cuarta temporada. Un insulto a la inteligencia del espectador aún mayor que el de la dichosa granja. Pero esta vez ha sido diferente. La fórmula ha sido magistral y es que, más allá de lo técnico, el personaje de Morgan justifica cada plano, cada escena. Lo que ha crecido su personaje en este episodio no lo ha hecho en lo que llevamos de serie.

‘The Walking Dead’ nos ha cautivado contándonos el capítulo perdido de uno de los personajes más queridos de la serie. Y no sólo eso, ha logrado que estemos una semana más comiéndonos las uñas para conocer el destino de Glenn. Pero si hay algo por lo que nos gustan las series es por este sufrimiento semanal lleno de incertidumbre. Así que a disfrutar con paciencia, que el contador ya ha empezado a restar y el lunes está a la vuelta de la esquina.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

4 comentarios

  1. Sólo tengo un comentario que no va en línea con el artículo… El destino de Glenn? En serio hay duda? Después del rio de sangre y de las vísceras volando, yo no tenía mucha duda (aunque flipé bastante…).

    • Buenas, Sergio

      Yo no dudo sobre su destino, pero es cierto que jugaron al despiste con de quién son las tripas que se veían y aún hay gente que confía en que haya escapatoria. La esperanza es lo último que se pierde 🙂

      ¡Gracias por tu comentario!

  2. Empezó dándome perecilla (“uf, un capítulo centrado en Morgan, AHORA??”), pero me terminó atrapando, muy buen capítulo que ayuda mucho en la construcción del personaje. En cuanto a Glenn, sigo sin tenerlo claro, hasta que no veamos un Glenn-Zombi que nos lo confirme no me lo creeré 😉

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR