Home / Reviews / The Walking Dead / Octava temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 8×04: la gran estafa zombi

‘The Walking Dead’ 8×04: la gran estafa zombi

[Nota: 3]

Sí, yo también lo creo, el capítulo de esta semana de ‘The Walking Dead’ no es que haya sido malo, ha sido una auténtica estafa. Casi cuarenta y dos minutos de nuestras vidas tirados a la basura viendo un episodio en el que no ha pasado absolutamente nada. Venga, vale, no voy a faltar a la verdad y ser exagerado, ha pasado una cosa: Shiva ha muerto. Eso sí, su defunción habrá ocupado minuto y medio de metraje, el resto han sido disparos, carreras, disparos, y más carreras.

Debería existir un órgano internacional en el que se pudieran denunciar tomaduras de pelo tan descomunales como ‘Some Guy’ (8×04). Lo peor de todo es que la serie de AMC nos está enseñando su peor cara cuando la audiencia ya se ha cansado de aguantar, cuando cada semana son más los seguidores que se bajan del barco cansados de esta gran estafa zombi. En esta crítica voy a divagar sobre el capítulo de la semana. Pero no esperéis mucha chicha, porque discurrir de la nada es tarea de filósofos, y a mi nunca me embelesó la filosofía.

Esta semana ‘The Walking Dead’ nos ha tenido dando vueltas con Ezhekiel y Carol en su ataque fallido a uno de los centros de apoyo armamentístico de Negan. El ataque al equipo del Rey con sus consiguientes bajas ha destronado psicológicamente al hombre más feliz y entusiasta del universo zombi. Esa confianza ciega que le ha movido los tres primeros capítulos se desvanece en cuanto se derrama sangre de su equipo. Un episodio que ha vuelto a demostrar la unidad y la seguridad de todos los enemigos de Negan en su misión. Jerry sigue defendiéndole con su vida y Ezekiel queda ileso del primer ataque porque un grupo de sus seguidores le cubren para que no resulte herido.

El único soplo de esperanza que sufre Ezekiel en todo el capítulo es cuando aparece Shiva a su rescate, pero las fuerzas se desvanecen tan pronto como llegan cuando es devorada por los zombis frente a los ojos de su amo. La historia de Ezekiel ha intentado adquirir una mayor profundidad con esos flashbacks tan innecesarios como vacíos. Es de los pocos personajes que los guionistas se han molestado en construir con detalle, no hacía falta más para entender el cambio que sufriría en este capítulo.

Si la trama de Ezekiel es olvidable, pese a que es en la única en la que podemos decir que pasa algo, nada que decir de la de Carol, que no sólo es irrelevante sino que también es ridícula en muchos momentos. Pero quien se lleva la palma en ridículo es esa escena metida con calzador en medio del capítulo en la que Daryl y Rick persiguen a un camión de los seguidores de Negan. Parecía una escena sacada de una comedia absurda estadounidense que de una serie dramática postapocalíptica.

Doscientas balas impactan en la furgoneta de Rick pero ni una llega a rozar el parabrisas. Y la regla de la supervivencia número uno: no atropelles a zombis no vaya a ser que se manche el capó de sangre. Pero lo mejor de todo es cómo Rick se pone a la altura de su enemigo, salta de un vehículo a otro como quien entra en el supermercado, se deshace de él, luego se despeña y sale ileso casi sin despeinarse. Para hacer el ridículo de esta forma era mejor que Rick y Daryl no hubieran salido en este episodio. Total, si han sido capaces de rellenar el resto sin contar nada no les habría costado rellenar tres minutos más.

A Ezekiel se le han acabado las sonrisas, pero a los espectadores de ‘The Walking Dead’ también. El capítulo de la semana pasada volvió a marcar mínimo de temporada con 8,52 millones de espectadores (en la séptima temporada el tercer capítulo tuvo 11,72 millones de espectadores). Que acabe esto pronto.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de ‘The Walking Dead’.

Un comentario

  1. De este capítulo solo puedo salvar una cosa: la deconstrucción del personaje de Ezekiel. Era algo que esperaba y va a ser importante en el devenir de los acontecimientos. Pero desde luego eso no justifica 40 minutos de tiroteos y situaciones adversas con alguien llegando al rescate en un número ridículo de ocasiones.

    La verdad es que si lo miras con perspectiva, en lo que va de temporada lo único que hemos visto han sido tiroteos (y algunos mal rodados) sin propósito ni emoción, con personajes que han dejado de tener interes o nunca lo han tenido empuñando las armas, todo ello intercalado de saltos temporales confusos y mal ejecutados para dar a la serie una profundidad que no tiene. Prometían acción y la hemos tenido, pero de la más baja calidad. Que a The Walking Dead no se le daba bien la dialéctica y la introspección ya lo sabíamos, pero cuando se meten de lleno en la guerra la cosa tampoco mejora mucho. Cada vez es más evidente que el problema no es solo el ritmo y la estructura, sino unos guionistas incompetentes.

    Al menos Negan ha dejado de aparecer por un tiempo, amén. El desgaste del personaje era ya demasiado evidente y fue uno de los motivos del desastre de la séptima temporada: Negan ha pasado de ser una figura de terror a un tío con verborrea que no sabe más que soltar chascarrillos. Lo siento pero creo que el problema de fondo de la octava temporada es demasiado grande y ya lo arrastra de temporadas anteriores: es la guerra contra Negan, pero Negan no interesa ya ni a los guionistas, y del otro lado tenemos a personajes olvidados, mal desarrollados o extras que a nadie le importan. Es imposible sumergirse en la guerra de esta manera. A ello se suma el absurdo estiramiento a dos temporadas y media de una trama que debería haber durado una y media, como mucho. Pero el tiempo pasa y aquí nadie aprende de sus errores.

    Parezco un hater de la serie, pero yo he sido un gran fan desde que la comencé a ver hace cuatro años y algún día se la recomendé a mucha gente. Hoy no puedo decir lo mismo. Veo la serie por compromiso hasta donde el cuerpo aguante. Desde luego, conmigo que no cuenten para una décima u onceava temporada.

    Tu review genial como siempre. Me alegra que hayas decidido continuarlas con lo duro que es y te agradezco que me avisases de ello.

    Un abrazo☺

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies