Home / Reviews / The Walking Dead / Quinta temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 5×13: los encantos de Alexandria

‘The Walking Dead’ 5×13: los encantos de Alexandria

Imparable sigue esta segunda mitad de temporada de ‘The Walking Dead’. Si ‘Remember’ (5×12) nos presentó Alexandria, ‘Forget’ (5×13) nos ha enseñado cómo Rick y compañía se empiezan a acoplar en esta peculiar jerarquía social. Un reducto de vida humana que pretende revivir la civilización desde abajo sin prescindir de absolutamente nada. Castillos en el aire que pese a su debilidad se convierten en un sueño delicioso en un mundo lleno de amenazas y dolor. Un sueño ante el que Rick, Carol y Daryl parece no tener efecto al comienzo del capítulo pero que poco a poco va entrando en ellos (que no en ella) hasta perder la noción del mundo en el que se encuentran. Un capítulo cargado de simbolismos en el que no todavía no se ha dejado ver ni un ápice de las intenciones de los habitantes de Alexandria.

Rick, Carol y Daryl tienen claro que la debilidad de Alexandria no debe convertirles a ellos en presa en vez de en cazadores. Para ello idean un plan para hacerse con armas por si llega el momento de hacerse con la ciudad como anunció Rick al final del capítulo anterior. Un plan de defensa en el que Rick y Daryl irán perdiendo la mira según avanza el capítulo. El duro de Rick pierde toda su gallardía cuando una mujer se contonea delante de él, o sólo pasa, no hace falta que contoneé las caderas para que el sheriff quiera llevársela al catre (algo totalmente comprensible, Lori murió hace ya demasiado tiempo y la sequía es larga). Rick se obnubila con Jessie de tal forma que nos dejará escenas en las que vuelve a ser un quinceañero intentando captar la atención de la chica en cuestión.

Pero más allá de las ganas de retozar de Rick, la trama de Jessie nos ha dejado el momento más simbólicos del capítulo. Cuando Sam, el devorador de galletas el hijo de la rubia, le pone el sello que supuestamente indica que uno pertenece a la comunidad de Alexandria. Una escueta ‘A’ (supuestamente de ‘Alexandria’) que no es la primera vez que la vemos en la serie. Ya apareció pintada en el camión en el que acaban encerrados al final de la cuarta temporada al llegar a Terminus, capítulo que curiosamente también se titula ‘A’. Letra que volveremos a ver en la iglesia de Gabriel, la pintan los caníbales de Terminus en la fachada exterior cuando intentan entrar.

Pero ahí no acaba el simbolismo del capítulo. Daryl matará a un zombi que está marcado con una ‘W’ en la frente (supuestamente de ‘Walkers’), letra que también vimos en el 5×09 cuando abrían una furgoneta que resultaba estar llena de cabezas (cabezas cuyos cuerpos habían visto Rick, Michonne y Daryl al principio del capítulo en el otro lado de la urbanización que estaban explorando y en la que moriría Tyresse). Simbolismos que en las redes sociales ya están creando teorías pero ante las que aún no tenemos respuestas.

‘Forget’ ha jugado mucho con las atracciones sexuales. Rick se emociona con Jessie, Carol recibe los piropos de Tobin, Sasha se abruma con el despliegue de encantos de Spencer, y la conexión menos matizada de todas: Aaron y sus miradas tiernas hacia Daryl. Ese filón gay recién estrenado tiene pinta de que nos vaya a dejar más momentos memorables. Sea como fuere ha sido un capítulo en el que hemos tenido ingredientes poco comunes en ‘The Walking Dead’: mucha tensión sexual no correspondida, rostros limpios y aseados, ropas que parecen recién salidas de la tienda… Ingredientes que parecen ser sólo la calma que precede a la tormenta. Y es que en Alexandria se esconde algo. Nadie regala nada en un mundo apocalíptico.

Quizá las dos escenas del capítulo son: Daryl olvidando el mundo que le rodea al entrar en un garaje con una moto por construir, Carol amenazando al niño come galletas y Rick con cara de bobo enseñando su sello a Jessie mientras ella camina con su marido. Magnífica también la escena final con Rick sintiendo al zombie en el otro lado del muro mientras apoya su mano con la ‘A’ contra el metal. No queda claro si está disfrutando de la paz de Alexandria o si también tiene un poco de añoranza del mundo exterior. Estamos a tres capítulos para el final de temporada, esto tiene que explotar pronto.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies