Home / Reviews / The Walking Dead / Quinta temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 5×10: la tormenta que calmó el dolor

‘The Walking Dead’ 5×10: la tormenta que calmó el dolor

Después del capitulazo de la semana pasada ‘The Walking Dead’ ha vuelto a convertirse en The Talking Dead, pero esta vez lo ha hecho de una forma mucho más efectista que hace que el episodio se salve de la quema. ‘Them’ (5×10) ha tres cuatro elementos que han hecho que la moralina moleste menos que otras veces: las localizaciones (con sus condiciones meteorológicas particulares), que el grupo no estaba dividido, y que se presenta un nuevo personaje e intriga. Un capítulo que pese a que peca de lento y sobre todo de llorica consigue no romper la continuidad narrativa que tanto le gusta destrozar a ‘The Walking Dead’ dividiendo a sus personajes en grupos sin que la trama pueda avanzar.

El objetivo de ‘Them’ ha sido dar la despedida que aún no había dado a Beth, y lo ha hecho mostrándonos cómo esto ha afectado al grupo, en especial a Daryl y Maggie. Una trama ñoña que nos ha regalado planos sin diálogo en los que era difícil saber si eran momento para reflexión del espectador o es que el televisor se había estropeado y se había quedado congelada la imagen. Maggie lucha contra el dolor con ira y Daryl buscando soledad. A ellos se suma Sasha, que tras la muerte de Tyreese detesta el mundo que le rodea y no tiene reparos en luchar contra él a ciegas, tan a ciegas que casi mata a Michonne sin darse cuenta. Hasta aquí todo soporífero. Pero vamos a lo interesante.

Lo primero interesante: las localizaciones. El capítulo mueve constantemente la acción consiguiendo que no se haga monótona pese a que toda ocurra en los ya tan trillados bosques. Las escenas de carretera, y más con todo el grupo junto, siempre han tenido mucha fuerza visual. Pero quizá el mayor éxito es esa gran tormenta que logra calmar el dolor de los personajes y permitir que vuelva a salir el sol. Una tormenta que rompe por completo la monotonía visual de la serie, que es capaz de crear un ambiente hogareño en esa fría cabaña y que nos deja una gran escena mostrando el pasillo de árboles derribados por el tornado. Algo que es diferente, que nunca se había contado en ‘The Walking Dead’.

Lo segundo interesante: la no fragmentación del grupo. ‘Them’ ha demostrado que un capítulo aburrido es menos aburrido si el grupo está junto. O quizá no necesite que esté junto, sino que la trama salte constantemente entre personajes. Se me abren las carnes de pensar si este capítulo hubiera sido sólo de Daryl, Maggie y Sasha llorando en las esquinas. El entorno extremo que han construido también tiene su atractivo. A 100 kilómetros de Washington se ven obligados a seguir en pie cuando la comida y el agua brillan por su ausencia. Retos de supervivencia que han dejado dos grandes momentos: Dayl comiéndose un gusano y el manjar de la carne de perro. Dos escenas diferentes, que nunca se habían contado en ‘The Walking Dead’.

Y por último la nueva intriga: quién es Aaron (¿será el personaje gay anunciado?). Con escena de presentación idéntica a la de los cómics llega un nuevo personaje que se hace llamar amigo pero tras el que hay intenciones que aún desconocemos. Por ahora todo parece amistoso, él es el que les dejó botellas de agua para que bebieran. Pero en el mundo de ‘The Walking Dead’ nadie hace nada desinteresadamente. Este personaje abre una nueva trama que esperemos no se quede en nada como le pasó a Terminus y sus caníbales o al mortífero virus de la cárcel.

Y tenemos un momento extra, la gran frase del capítulo: “We tell ourselves that we are ‘The Walking Dead’”. Rick hace un juego de palabras usando el título de la serie que se cuestiona quiénes son realmente los supervivientes y el valor de la vida en un mundo de zombis. Ahora crucemos los dedos para que la nueva trama de Aaron de juego y no se cumpla la teoría de que ‘The Walking Dead’ sólo sabe hacer arranques y despedidas de temporadas (o mitades de temporada). La esperanza no se pierde de que algún día hagan una temporada uniforme, constante, que sea capaz de enganchar en todos sus episodios.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

uno × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies