Home / Reviews / The Walking Dead / Quinta temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 5×05: los engaños de un cobarde

‘The Walking Dead’ 5×05: los engaños de un cobarde

‘The Walking Dead’ vuelve a tirar de su manida y aburrida fórmula de concentrar todo lo que avanza la trama en los diez últimos minutos. Una fórmula que les obliga a perder el tiempo durante veinte minutos y que acaba haciendo que el espectador se salga de la historia. En ‘Self Help’ (5×05) han tenido que sacarse de la manga dos ataques zombis y varios diálogos filosóficos bajo la luz de la luna para poder llegar al final del capítulo y que se destapara la verdad de Eugenee. Todo ello aderezado por unos flashbacks que, pese a que cada uno no duraba casi ni treinta segundos, que han creado más interés que la trama principal. Un capítulo que pese a su gran final no consigue el aprobado.

Una pena, porque por muy mal llevado que haya estado el capítulo el final no tiene pega alguna y sigue la línea de esta temporada de arriesgar y cambiar el mapa narrativo cada semana. Los que parecían serían los villanos de esta temporada (los caníbales de Terminus) desaparecieron del mapa de la noche a la mañana, y ahora desaparece la trama más potente de la temporada: el viaje a Washington. No sabemos si nos tenemos que olvidar de llegar a la gran ciudad, pero por ahora todo es para al descubrirse que el personaje de Eugene era una farsa y la misión no tiene sentido.

Eugene resultó ser un cobarde que con sus miedos construyó una historia de esperanza que nada tenía de cierta. Un giro muy bien llevado con la crisis de identidad de Abraham que perdió las ganas de vivir cuando su mujer y su hija le abandonaron. Cierto es que los flashbacks podrían haber sido más generosos, sobre todo teniendo en cuenta que en el capítulo no pasa casi nada. Está muy bien humanizado Abraham y consigue que su personaje cree empatía con el espectador.

‘Self Help’ borra del mapa el Proyecto Genoma Humano y nos deja abierto el futuro del grupo de Abraham, ya no tiene por qué mirar a la gran ciudad. Lo lógico sería que volvieran para unirse a Rick y los suyos, en este capítulo casi todos expresan su deseo volver. Un reencuentro que no debería ser fácil para que diera juego y no cayeran en lo obvio. Yo apostaría por seguir rumbo a la gran ciudad, pero conociendo lo que a los guionistas ahorrar presupuesto teniendo a los personajes en el campo no creo que pase. Espero equivocarme.

Si dejamos de lado a Abraham y a Eugene podemos decir que no ha pasado absolutamente nada en el capítulo salvo desvaríos de los guionistas o giros demasiado obvios. Los dos ataques zombis del capítulo (cuando vuelca el autobús y cuando intentan arreglar el camión de bomberos) eran totalmente innecesarios. Sangre gratuita con poca justificación narrativa. Quizá lo único interesante ha sido ver cómo se defienden de los zombis con una manguera, interesante por no haberlo visto antes no porque sea una cosa de un ingenio desbordante.

Un capítulo que también nos ha regalado momentos cómicos, como el de tranquilizar al grupo con la idea de encontrar bicicletas para todos para ir hasta Washington. Va a ser que en los bosques de Estados Unidos hay servicio de alquiler de bicicletas. O el de Eugen vicioso viendo cómo sus compañeros se dan al fornicio en plena noche disfrutando del placer de los demás. O esa facilidad para hacer hogueras con hojas de libros, como si la audiencia no supiera que un folio prende tan rápido como se apaga.

Aunque parezca mentira estamos ya a tres capítulos del parón de Navidades y si echamos la vista atrás poco ha pasado. La serie sigue perdiendo el tiempo y tirando de una fórmula que rompe la unidad de la temporada y destroza la fuerza narrativa. Dedicar un capítulo a cada grupo sólo funcionaría si realmente todas las historias tuvieran la suficiente fuerza como para mantener a la audiencia dentro solas. Pero no es el caso, ‘The Walking Dead’ funcionaría de verdad si alternaran todas las tramas y arriesgaran aún más de lo que lo están haciendo hasta ahora.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

dos × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies