Home / Reviews / The Walking Dead / Cuarta temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 4×14: decisiones que matan

‘The Walking Dead’ 4×14: decisiones que matan

Tras tres capítulos a la deriva, ‘The Walking Dead’ recupera las riendas de la temporada con un capítulo psicológico que consigue lo que no ha conseguido hacer casi desde que comenzó la temporada: contar algo nuevo que no había narrado hasta ahora. Rompe radicalmente con el discurso manido que lleva repitiendo dese que se estrenara la serie en 2010 para hacer que la supervivencia supere límites hasta ahora desconocidos. Un episodio que además de tener un fuerte fondo psicológico cierra tramas que se presentaron al comienzo de la temporada y que habían sido olvidadas por completo.

Carol y Lizzie han sido las encargadas de hacernos reflexionar sobre la naturaleza de los zombis, la supervivencia y el valor de las cosas en un mundo apocalíptico. Un capítulo psicológico muy fuerte que está justificado de principio a fin y que pone en evidencia el vacío narrativo de los episodios anteriores. ‘The Grove’ (4×14) deja claro qué es una historia importante para la trama y sus personajes y qué es un capítulo de relleno. Un episodio que, a diferencia de los anteriores, ha sido fiel a la esencia de los personajes.

CAROL, UN PERSONAJE MÁS HUMANO

Uno de los propósitos del capítulo ha sido humanizar a Carol. Un fin conseguido que, pese a que haya hecho dar un paso hacia adelante a su personaje, sigue sin justificar que haya estado media temporada desaparecida. Esperemos que este giro se justifique cuando se reencuentre con Rick. ‘The Grove’ ha sido el mejor capítulo de Carol desde el comienzo de la serie. Un episodio cargado decisiones con las que tendrá que cargar el resto de su vida.

Carol ha tenido tres grandes momentos. El primero conteniendo las lágrimas ante Lizzie al descubrir que ha matado a Mika. El segundo pistola en mano arrebatando la vida de la primera. El tercero confesando sus fechorías a Tyreese. No podría haber pensado horas atrás que contar lo que hizo en la cárcel sería el paso más fácil de los tres que acabaría dando.

Tyreese no olvida pero sí que perdona. En ‘The Walking Dead’ sólo hay una regla clara: para sobrevivir hay que matar. Lo que se esconde tras cada decisión y cada vida quitada es cosa de cada uno y sobre sus hombros pesará para siempre. La culpa de Carol no habría sido mayor si Tyreese no la perdonara.

Matar a Lizzie ha sido una decisión de naturaleza completamente distinta. Lo que hizo Carol en la cárcel no fue una necesidad de supervivencia, lo que ha hecho en este capítulo sí que lo ha sido. Un paso que le pesará en el corazón para siempre pero un paso inevitable.

LIZZIE, CAZADORA DE RATONES

Pese a lo efectivo que ha sido narrativamente todo lo que le ha sucedido en este episodio a Lizzie se echa en falta el que nos hubieran ido preparando para una visión de los zombis tan radiclal y marcada. Cerramos el misterio de los ratones de la cárcel, algo que la gran mayoría ya habíamos olvidado y a lo que podían haber sacado más partido a lo largo de la temporada.

Fuera como fuere, Lizzie tenía un concepto de los zombis que atentaba contra la supervivencia de sus compañeros. Tanto que para demostrar que estaba en lo cierto fue capaz de matar a Mika sin que le temblara la mano. Un giro nuevo que ‘The Walking Dead’ no había dado hasta ahora y que ha conseguido dar un golpe de aire fresco a una temporada que ya olía a viejo. Pese a sus pobres interpretaciones, Lizzie nos ha dejado buenos momentos en este capítulo.

UN FUTURO LLENO DE HUMO

Lizzie y Mika quedan atrás pero la «aventura» continúa. La vía de tren que supuestamente les unirá a todos en un lugar supuestamente seguro. ¿Será de allí de donde provenga este humo? ¿Es una inmensa hoguera de zombis o es algo más? ¿Dónde ha ido a parar Beth? ¿Qué han hecho los nuevos con Dary? Preguntas, no todas importantes, que deben empezar a responder porque el final de la temporada está a dos episodios de distancia.

‘The Walking Dead’ ha retomado las riendas de la temporada esta semana ofreciendo algo relevante para la trama y nuevo para el espectador. Un empujón que llega tarde después de haber tenido a la audiencia viendo cómo estiraban tramas con personajes secundarios insustanciales para poder completar una temporada y gastar las mínimas ideas posibles.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies