Home / Reviews / The Walking Dead / Cuarta temporada The Walking Dead / ‘The Walking Dead’ 4×13: siguiendo la vía de la esperanza

‘The Walking Dead’ 4×13: siguiendo la vía de la esperanza

Empezar mi crítica diciendo que voy a analizar un capítulo aburrido en el que no ha pasado nada es ya normal en ‘The Walking Dead’. La serie de AMC ha dado vueltas sobre sí misma una semana más con algunos de sus personajes para narrar algo que podían haber contado en cinco minutos: Daryl se une a un nuevo grupo, Beth se pierde, el resto rumbo a “lugar seguro más allá de las vías”. Movimientos mínimos de las fichas en el tablero para guardarse la artillería para el final de la temporada y que les obliga a cansarnos la vista con capítulos intimistas que vienen a transmitir exactamente las mismas reflexiones que llevamos viendo desde la primera temporada.

No estoy en contra de los capítulos psicológicos siempre y cuando el personaje lo justifique y lo que nos quieran transmitir no lo hayamos visto antes. ‘Alone’ (4×13) no cumple ninguno de los dos casos. Todas las reflexiones psicológicas que protagonizan Bob y Sasha ya las hemos visto en casi todos los personajes de la serie, y lo que es más importante, esta pareja de secundarios no le interesa ni al apuntador.

Se ha cubierto de gloria el avispado que se le ocurrió que el peso del capítulo debía recaer por un lado en Bob y Sasha y por otro en los tonteos vomitivos de Beth con Daryl. Es hora de dejar de reflexionar sobre lo mismo y de innovar un poco en las escenas con zombis. Si exceptuamos la primera mitad de la tercera temporada, nada nuevo ha contado ‘The Walking Dead’ desde que acabó la primera temporada. Pero metámonos en el capítulo de esta semana.

BETH, COJA SÓLO A RATOS

Menos mal que los caminos de Daryl y Beth se han acabado separando porque lo siguiente ya era verles retozando en el bosque rodeados de zombis mirones. Los momentos absurdos de la joven no paran de crecer esta temporada. La semana pasada la lió parda para emborracharse y esta ha sacado sus armas femeninas para seducir a Daryl. Cojera, canción al piano, notita de agradecimiento… No habría estado de más que la supuesta cojera la hubiera mantenido en todos los planos y no sólo cuando la actriz se acordaba de ella.

Que Beth no tenga sentido no es algo que debiera preocuparnos, nunca lo tuvo. El problema es que en esta segunda mitad de temporada se está cargando completamente al personaje de Daryl. El frío, distante e inquebrantable Daryl ha pasado a ser un pardillo que no es capaz de volver a cerrar una puerta por la que intentan entrar zombis. Un pardillo que se ofrece incluso a llevar a caballito a Beth para que no sufra (y encima la lleva a caballito sólo un metro). El momento en el que Beth le coge de la mano a Daryl hace daño a la vista.

Pero bueno, tranquilicémonos porque Beth está en paradero desconocido y Daryl está ahora con el grupo de Joe, un grupo que parece dispuesto a volver a sacar toda la virilidad que había en él. Por cierto, no se cree nadie que Daryl decida descansar en medio de un cruce de carretera con paso a nivel incluido. Ya está bien de giros narrativos absurdos.

BOB, SASHA Y MAGGIE

Lo que hace Beth no tiene sentido. Aburre y exaspera a partes iguales, pero al menos es uno de los protagonistas que empezaron esta andadura con nosotros. De alguna forma es parte de ‘The Walking Dead’. Pero que Sasha y Bob se lleven el resto de minutos del capítulo no se sostiene por ningún lado y no interesa en absoluto. Queremos ver a Rick, a Michonne, a Gleen, y hemos llegado a un punto de desesperación que incluso queremos ver a Carl. Pero a Sasha y a Bob se los podrían ahorrar.

De su historia sólo comentaré un momento que ofrece algo de lo que han tirado pocas veces: transmitir la sensación de estar solos en el bosque en plena noche escuchando los ruidos de los zombis. Una situación de soledad llena de riesgos que consigue transmitir lo que los personajes están viviendo. El resto de su historia no vale para nada.

A tres de la season finale y todo apunta al “lugar seguro más allá de las vías», un lugar que no veremos hasta el penúltimo o último capítulo de la temporada. Armémonos de paciencia, a falta de tres capítulos no se puede abandonar una serie, pero sí es momento para recapacitar y pensar si querremos seguir en el carro de ‘The Walking Dead’ en la próxima temporada.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

veinte − 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies