Home / Series / ‘The Path’ tercera y última temporada: la fe que más rápido crece

‘The Path’ tercera y última temporada: la fe que más rápido crece

[ USA | 2016-2018 | Hulu | 3T, 13 capítulos de 50 min | NOTA: 7 ]

HULU ha cancelado ‘The Path’ tras su tercera temporada. Una entrega que ha reinventado por completo la trama y que se ha visto obligada a buscar de nuevo su sitio. Un lavado de cara necesario (tenían que contar algo nuevo) y obligado (el Meyerismo tenía que evolucionar) que deja de lado la oscuridad para presentar una trama más mediática. Trece capítulos que no fueron construidos para ser el final de la serie pero que, al narrar una etapa cerrada del Movimiento, consigue marcar un punto y aparte con un final más cerrado de lo que se esperaría de una season finale cualquiera.

Se despide así una de las series que han conseguido que HULU sea más conocido en el mundo seriéfilo. Una plataforma que ha confiado en series diferentes y que nos ha regalado grandes producciones. Lástima que la renovación de ‘The Path’ por una tercera temporada no fuera anunciada ya como “tercera y última”, los guionistas habrían podido cerrar aún más las tramas. Pese a ello es una temporada brillante que se ha reinventado sin perder su esencia. ‘The Path’ se queda consagrada como una gran ficción religiosa capaz de cuestionar absolutamente todo. Una serie que merece la pena ver.

[Spoilers a partir de aquí]

EL NUEVO MEYERISMO

Era necesario que el Meyerismo diera un paso adelante, que se convirtiera en una religión abierta a todo el público. Es verdad que de primeras este enfoque mediático resulta extraño, pero una vez que conectas te das cuenta de que la trama es hace mucho más actual. La comunicación es ahora pieza clave del Meyerismo, un movimiento religioso que tiene que captar seguidores y con pretensiones de expandirse allá donde haya gente que crea en la luz (el capítulo de Francia es una auténtica maravilla).

Un nuevo enfoque movido por el milagro de Eddie (un milagro que los medios de comunicación enseñaron en medio mundo) que les permite enfrentar al Meyerismo a otras religiones y cuestionar sus dogmas, estructuras y funcionamientos. El juicio más fuerte lo hacen hacia el cristianismo a través de la trama de Hawk, dejando claro que en la fe ni todo es bueno ni todo es malo. ‘The Path’ nunca ha querido tachar nada, sino hacer reflexionar al espectador.

VERA Y LA VENGANZA DE LILITH

El personaje de Vera es maravilloso. Un personaje nuevo que meten con calzador en el primer capítulo pero que acaba siendo de los mejores de la temporada. A priori parece circunstancial y anecdótico, y que su única misión va a ser crear tensión sexual con Eddie. Pero no, Vera acaba siendo mucho más que eso, es el centro de la trama principal de la temporada, jugando en dos bandos, pero dejándose llevar por lo que cree correcto. Un personaje puro que piensa en los demás más que en ella, capaz de sacrificarse por Eddie (y de rebote por el Meyerismo).

Pese a que en su arranque parezca que la tercera temporada de ‘The Path’ sea menos profunda e intimista, la venganza de Lilith acaba con todo lo frívolo que podría desprenderse de la mediatización del Meyerismo. Una trama que vuelve a los orígenes para cuestionar la base del Movimiento, dejando abierta la reflexión de si realmente un origen falso invalidaría las creencias de los fieles. Es más, incluso en la verdad, cualquier grupo religioso debe adaptarse a los tiempos modernos si no quieren quedarse sin seguidores.

SARAH Y CAL, PROTAGONISTAS SECUNDARIOS

Reconozco que al principio la crisis de fe de Sarah me cansó. Me resultaba demasiado similar a la sufrida por Eddie en la segunda temporada. Pero según va avanzando te das cuenta de que la búsqueda es clave para la trama principal: el diario de Lilith. Una crisis de identidad que cuesta creer después de dos temporadas siendo Sarah el pilar más inquebrantable del Meyerismo. Una trama a medio gas que podría haber dado más de sí. De Sarah me quedo con la escena con Cal intentando disuadirle de quitarse la vida toda. Maravillosa.

Aunque aún más floja ha sido la trama de Cal esta temporada, que siempre ha estado fuera de la trama principal del Meyerismo y se ha limitado a ser un satélite del resto. Una pena porque ha pasado de ser el motor de la serie junto con Eddie a no tener papel protagonista. La evolución de su trama amenazaba constantemente más protagonismo, pero al final decidieron que fuera un duelo interno que desembocó en ese intento fallido de suicidio.

LA SEXUALIDAD DE HAWK

El protagonismo que le han quitado a Cal se lo han dado a Hawk (y a Vera). Qué trama tan bien construida en la que se esconden tantas reflexiones actuales. Hawk se enamora de Caleb, hijo de un predicador cristiano cuya familia rechazará tajantemente esta relación. Un joven que intentará reprimir sus sentimientos por conservar a su familia y seguir en la rectitud que le marca la religión. Una trama que aborda la aceptación personal y la homosexualidad en la fe, enfrentando el rechazo cristiano a la aceptación ciega del Mayerismo.

La posición del Movimiento ante la orientación sexual de Hawk es lo que todos querríamos que fuera lo normal. Tanto de aceptación en tu entorno como de aceptación personal. La forma en que Hawk maneja estos sentimientos nuevos para él es envidiable. Es una pena que se acabe la serie en el menor momento de su personaje. Podía habernos dado muy buenas tramas de aquí en adelante.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador del blog @cienmegas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 × 4 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies