Home / Series / ‘The A Word’ segunda temporada: una importante lección de vida

‘The A Word’ segunda temporada: una importante lección de vida

[ UK | 2016- | BBC | 2T, 6 capítulos de 60 min| NOTA: 8 ]

‘The A Word’ es una de mis series británicas favoritas. Me enamoró en su primera temporada y lo ha vuelto a hacer en la segunda. Una ficción que nos regala importantes lecciones de vida a través de tramas y personajes muy humanos, con una narración de sensibilidad exquisita. Una dramedia con personalidad arrolladora que revuelve al espectador en lo más profundo de su ser. Una serie que tiene el autismo en el centro de su narración pero que toca todos los pilares básicos de la existencia, recordando al espectador que hay que disfrutar cada momento de nuestra vida como si fuera el último.

[Spoilers a partir de aquí]

La segunda temporada de ‘The A World’ está menos centrada en Joe. Él sigue siendo el corazón central de la serie, sigue siendo el condicionante de casi todas las tramas, pero él no es la causa de todo lo que ocurre. Una fórmula que no resta importancia a la reflexión sobre el autismo, todo lo contrario, la lleva más allá. Aborda las oportunidades que ofrecen los centros educativos especializados en niños con autismo. Refleja los retos del autismo a una edad más avanzada, como es la del hijo de Sophie. Razona una vez más cómo puede afectar la condición de un hijo a su familia. Plantea un análisis del autismo menos sentimental, quizá podríamos decir que es un análisis más práctico e incluso materialista.

La trama de Joe tiene menos drama que en la primera temporada. Es la gran diferencia con que vimos antes. Por primera vez está estable en un colegio especializado donde saben cuidarle, sin sustos que hagan que su familia deje todo por ir con él. Un éxito para Joe que supondrá un reto para sus padres, afrontar su día a día sin una dependencia clara de su hijo que lleva marcándoles la rutina mucho tiempo. De ahí se desencadenará una crisis matrimonial entre Alison y Paul con final sin rematar del todo para una posible tercera temporada.

Hay tantas lecturas de todo lo que ocurre entre Alison y Paul en esta temporada que no voy a analizarlo aquí. Me llevaría horas. Me remito a lo que dice Rebecca en uno de los últimos capítulos, los dos tienen su parte de razón en la forma de ver las cosas. Y es verdad, la serie justifica muy bien como cada uno entiende la vida con Joe. Pese a ello entendemos siempre más a uno que a otro. Yo entiendo a Alison.

PODER FEMENINO

Es curioso el poder femenino que hay en la segunda temporada. Son ellas las que dominan cada trama, las que saben lo que quieren. Sophie tiene claro que con Paul no ha tenido ningún momento. Aunque tarde en darle puerta, Rebecca tiene claro que su familia está por encima de James y que si hay que elegir se queda soltera pero con los que la quieren. Nicola no lo dice, pero sabe que quiere volver con Eddie. Y aunque no lo haga, Alison recuperaría el tiempo perdido yendo a la universidad.

Ellas saben hacia dónde quieren ir, ellos no. Eddie está perdido con un noviazgo en el que sigue para no pensar en el pasado. Paul ve cómo sus pasos son cada vez más pesados en un mundo que no está hecho para Joe. La única excepción masculina es Maurice, de él voy a hablar ahora.

Pero si hay una Historia con mayúsculas en la segunda temporada de ‘The A Word’ es la Louise y Maurice. Reconozco que tiene algunos giros que podrían haber estado mejor justificados, pero la pureza y el corazón de sus personajes lo permite todo, lo que sea. Qué historia tan cruda, tan sincera, tan racional a la vez que pasional, tan meticulosa, tan vital. Una historia que habla del recuerdo a los seres queridos, de las enfermedades, del amor, de la superación, de la confianza, del respeto… Pone cara a cara a la vida y a la muerte en una historia conmovedora. Han sido la gran sorpresa de esta temporada.

Y es que ‘The A Word’ no deja de ser sincera en todo momento, realista hasta límites de herir la sensibilidad del espectador. Es asombroso todo lo que me removió por dentro en su primera temporada que al iniciar ésta, nada más ver a Joe algo volvió a suspirar dentro de mí. Es una serie maravillosa, que espero nos pueda seguir deleitando una temporada más. Aún no hay noticias de renovación por una tercera temporada.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador del blog @cienmegas.

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

4 × 5 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies