Home / Series / ‘Sex Education’, la imperfección hace la vida mejor

‘Sex Education’, la imperfección hace la vida mejor

[ UK | 2019| Netflix | 8 capítulos de 46-52 min | NOTA: 7,5 ]

COMPLETA EN NETFLIX

He visto ‘Sex Education’ más de un mes después de su estreno. Me senté en el sofá después de haber leído muchas críticas buenas y otras tantas no tan halagüeñas. No esperaba nada. Una serie olvidable, quizás. Pero cuán equivocado estaba. La he devorado en dos sentadas fascinado con sus personajes, tramas y sobre todo con sus mensajes. Una serie que todo adolescente (y no tan adolescente) debería ver para entender que la vida es imperfecta, que todos somos raros de una u otra forma, que todos tenemos miedos y complejos, pero que por ello la vida no es menos atractiva, todo lo contrario. La imperfección es belleza.

‘Sex Education’ enseña, a través del sexo, a plantar cara a la vida, tanto en el plano sentimental como en el familiar y amistoso. Una serie con mucha psicología oculta en unas tramas aparentemente muy ligeras. La serie habla de temas como la autoestima, la empatía o la influencia de los padres sobre los hijos. Y lo hace a través de historias que no resultan intensas, con un equilibrio magnífico entre drama y comedia. Una serie que logra una gran conexión entre el espectador y sus personajes. Es de esas series entrañables que pese a que te hagan sufrir te dejan con muy buen sabor de boca siempre.

La serie sigue los pasos de Otis Milburn, un adolescente socialmente torpe que vive con su madre, una terapeuta sexual con muy pocas ganas de involucrarse en ninguna relación sentimental seria. Virgen e inseguro, Otis se unirá a la chica mala del colegio, Maeve Wiley, para sacarse unas perras dando consejos sobre los extraños problemas sexuales de sus compañeros. Otis pondrá en práctica todo lo que ha aprendido involuntariamente viviendo con una terapeuta sexual. Lo que empieza como una trama sin muchas pretensiones se convierte rápidamente en una gran historia repleta de mensajes con unos personajes llenos de conflictos.

Aunque todos los personajes son buenos, Eric eclipsa el resto. Qué bien tratados están sus conflictos, qué de matices tiene. Es de esos personajes que te dan ganas de abrazarlos constantemente. El reparto de jóvenes es muy coral y defienden muy bien sus personajes. En el plano adulto el protagonismo se lo lleva la siempre majestuosa Gillian Anderson, aunque como personaje no es de los más interesantes. A mí me han conquistado más el padre de Eric y el de Adam que la extrovertida madre de Otis. Pero más allá de los gustos, todos los personajes encajan a la perfección con las tramas y todos aportan algo diferente.

En ‘Sex Education’ no hay nada preconcebido como “normal”. La serie defiende la libertad de identidad y el respeto de los que nos rodean. Normaliza las diferencias y hace ver que realmente son lo que nos hacen únicos a cada uno, no lo que debemos ocultar para pasar desapercibidos. Seguro que me dejo muchos temas en el tintero de los que habla la serie, pero es mejor descubrirlos que el que nos los cuenten. Una serie muy recomendada.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies