Home / Series / Series españolas / Mar de Plástico / ‘Mar de Plástico’ segunda temporada: una puesta a punto brillante

‘Mar de Plástico’ segunda temporada: una puesta a punto brillante

[ España | 2015- | Antena 3 | 2T, 13 capítulos de 80 min | NOTA: 7,4 ]

Ni los más optimistas pudieron vaticinar que ‘Mar de Plástico’ fuera capaz de darnos una segunda temporada tan brillante. Tras una primera entrega manida, previsible y repetitiva, la ficción de Antena 3 ha logrado hacer una puesta a punto magnífica, demostrando ser conscientes de qué elementos fueron los que hicieron de su primera entrega un producto olvidable. Una estructura narrativa nueva y una gran limpieza en su reparto, han sido los dos elementos principales que han conseguido que su segunda temporada sea un producto notable. Ahora sí estamos ante una serie hecha a medida para los amantes del thriller criminal. Los que no habéis visto la primera temporada podéis ver directamente la segunda que, aunque derive de la anterior, tiene sentido único.

[Spoilers a partir de aquí]

LIMPIEZA EN EL REPARTO

El mayor éxito de esta temporada ha sido la eliminación del personaje de Lucas (Jesús Castro) y todas sus tramas. El mayor sinsentido de la primera entrega desaparecía. A esto hay que sumarle el asesinato de Marta (Belén López) y anecdótica aparición de Nacho (Máximo Pastor) en la trama. Con estas tres decisiones ‘Mar de Plástico’ se vuelve adulta, quitándose los mayores lastres artísticos que tenía. Una decisión inteligente no sólo por atreverse a tomarla, sino por haber sido capaces de identificar qué estaba fallando al dar vida a sus tramas.

Sin Lucas en el tablero, los más jóvenes de la serie han dejado de lado las tramas adolescentes para formar parte del todo. Hemos vuelto a ver a una magnífica Andrea del Río, una actriz que fue capaz de conseguir el respeto en la pasada temporada pese a la poca fuerza de todas sus tramas. Luis Fernández ha asomado la cabeza reivindicando sus dotes interpretativas, y lo ha hecho bien hasta en las tramas amorosas en las que Jesús Castro nos hastió en la primera temporada.

Pero si la segunda temporada de ‘Mar de Plástico’ tiene un nombre propio es el de Patrick Criado. Con una trama que a priori parecía accidental, ha terminado no sólo convirtiéndose el centro de todo, sino demostrando que da mil vueltas a casi todos sus compañeros de reparto (tengan la edad que tengan). Un personaje que ha ido creciendo cada episodio con una trama que le ha llevado al extremo poco a poco, regalándonos los mejores momentos de la temporada. Patrick Criado ha hecho inmenso a un personaje que en el guión no lo era tanto. Magnífico.

ESTRUCTURA NARRATIVA

La primera temporada de ‘Mar de Plástico’ se limitó a plantear un caso y a ir sembrando dudas sobre uno de los personajes. Sospechoso por episodio, no había más donde rascar. Con el conveniente inconveniente de que en la recta final las quinielas eran ya a caballo ganador porque quedaban muy pocos personajes sin haber sido puesto en duda. Una estructura simple y previsible que han tirado a la basura en esta segunda temporada para construir un arco narrativo muy compacto que no ha necesitado falsos culpables episódicos para sobrevivir.

El asesino del martillo y una red de tráfico de mujeres (y la muerte de Marta) son los temas de la temporada. Dos tramas que se han fusionado en muchas ocasiones y que han avanzado al unísono e implicado a todos los personajes. Dos casos en los que pocos han sido los sospechosos. ‘Mar de Plástico’ se ha construido cada caso peldaño a peldaño, giro tras giro, para permitirnos ver el todo en el último episodio. La grandeza es el todo, no las falsas sospechas como en la primera temporada.

Que conservan a Pablo como sospechoso de la muerte de Marta durante los primeros capítulos es el primer indicio de que la narración de la serie ha dado un giro radical. Brillante el personaje de Pablo (Miquel Fernández), que no sólo ha aportado grandes dosis de misterio, sino que además ha justificado al propio Héctor (Rodolfo Sancho), dando fuerza a uno de los personajes más insulsos de la serie. Sorprende también la entidad que ha alcanzado la trama de la familia de Lola (Nya de la Rubia), una historia que se presuponía de relleno y que ha terminado teniendo un peso casi protagonista.

UNA GRAN TEMPORADA

La segunda temporada de ‘Mar de Plástico’ ha sido brillante. Una trama muy bien diseñada, muy bien narrada, y sobre todo con personajes muy bien construidos (magnífico todo lo que rodea al personaje de Cristina). No queda nada de los giros injustificados de la primera temporada, de sus tramas secundarias absurdas, de sus excentricidades forzadas. La serie ha encontrado su forma de narrar, su identidad propia, y ha sacado máximo provecho a los instrumentos del género. Una temporada notable que ha demostrado que una serie puede aprender mucho de sus errores. Técnicamente la serie ha sido tan perfecta como la primera temporada.

A continuación incluyo mis notas de cada uno de los capítulos de esta segunda temporada. Y aquí tenéis mi crítica de la primera.

 

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies