Home / Series / ‘Maigret sets a trap’, un comisario humanamente perspicaz
Maigret sets a trap serie britanica

‘Maigret sets a trap’, un comisario humanamente perspicaz

[ Reino Unido | 2016- | ITV | 1 capítulo de 90 min | NOTA: 7 ]

Siguiendo los pasos de la BBC con el inigualable Sherlock, el canal británico ITV se ha lanzado de lleno en el género detectivesco adaptando uno de los grandes clásicos de la literatura universal: Jules Maigret. No es la primera vez que lo hace,ITV ya adaptó las historias de Maigret en 1992 con Michael Gambon como actor protagonista. El escritor belga Georges Simenon es el padre de dicho personaje de ficción, un comisario de la policía judicial francesa encargado de resolver los misteriosos casos que se dan en las pictóricas calles de París. Desde que su autor lo creara en 1931, Jules Maigret ha protagonizado 78 novelas y 28 cuentos cortos. El material para esta adaptación televisiva es prácticamente inabarcable.

Maigret da el salto a la pequeña pantalla con temporadas de dos capítulos de hora y media de duración. Cada episodio es un caso cerrado. El primero ha sido ‘Magret sets a trap’, del que os voy a hablar en este post. A finales de 2016 se emitirá ‘Maigret’s Dead Man’ (1×02). La segunda temporada llegará no llegará hasta 2017 y lo hará con ‘Night at the Crossroads’ (2×01) y ‘Maigret in Montmartre’ (2×02). Como todos los episodios que están por venir estén a la altura del primero, estamos ante un filón seriéfilo. Eso sí, no vayas esperando un nuevo Sherlock, que como él sólo hay uno.

Y es que Maigret no es un comisario más. La ficción nos ha acostumbrado a poner las tramas en manos de detectives superiores, cuya inteligencia les permite ver cosas que el resto no ven y resolver casos que nadie más ha podido resolver. Maigret no tiene más sentidos que el resto, ni es un excéntrico solitario, él sólo posee una mente tenaz que no descansa hasta que cierra sus casos. Es quizá uno de los personajes más empáticos de las ficciones de detectives, que le importan tanto los actores implicados como archivar el caso. Un hombre inexpresivo que analiza la vida pipa en mano.

Pero si hay algo que caracteriza a Maigret es su capacidad para meterse en la vida de los implicados, comprendiendo sus vidas para poder después resolver los casos. Este modo de trabajar da al relato un fondo psicológico que no tienen los relatos de Sherlock Holmes, por ejemplo. El misterio final de los casos de Maigret no es tanto quién es el culpable sino porqué hizo lo que hizo. Un sabueso con un fino olfato policial que no se queda en la suma matemática para encarcelar a alguien, sino que va más allá para entender los motivos y las circunstancias.

Este modus operandi hace que los casos no sean sólo la identificación de un malhechor. Las investigaciones de Maigret reflejan una situación social concreta de la época tras la que se esconde una crítica a temas universales que podrían ser cambiados. Todos estos elementos hacen que sus casos se diferencien del resto de ficciones. Si a toda esta base narrativa le sumamos un guión compacto, una fotografía cuidadísima y un reparto de altura, estamos ante un visionado obligatorio para los amantes del género.

Pero si hay algo que se ha convertido en señal de identidad de ‘Maigret’ es el actor encargado de dar vida al vivaz comisario. Rowan Atkinson (el actor que dio durante tantos años vida al mítico Mr. Bean) vuelve a la pequeña pantalla para reinventar su currículum dando vida a un personaje con toda la seriedad que no tuvieron sus anteriores papeles. Un giro para redirigir su carrera que realmente defiende estupendamente bien. Soy consciente de que aún no he hablado de la trama de este primer capítulo de ‘Maigret’, pero creo que era más importante presentarle primero que el caso en sí.

‘Magret sets a trap’ se enfrenta a un caso en el que un asesino en serie mata a mujeres en plena noche en las calles de París sin, aparentemente, exista ninguna conexión entre sus víctimas. Maigret se enfrenta a este caso bajo la presión de sus superiores que ven cómo el caso ocupa cada vez más páginas en la prensa pero ellos están estancados en su resolución. Así se inicia una investigación trepidante, sobre todo en la segunda mitad del capítulo.

‘Marget’ se postula como uno de los grandes títulos de la ficción británica de investigación. Hay que verla conscientes de que nos va a dar historias con cuentagotas (dos episodios por año), pero si todo sigue como en su primera entrega la espera merecerá la pena. Un título que todo amante del género debe ver.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR