Home / Series / Series británicas / Line of Duty / ‘Line of Duty’ primera temporada: tierra de honor y corrupción
Line of duty serie primera temporada

‘Line of Duty’ primera temporada: tierra de honor y corrupción

Reino Unido | 2012- | BBC | 5 capítulos de 60 minutos| NOTA: 8 ]

Pese a lo trillado que pueda parecer que está el género policíaco, todavía hay ficciones que logran sorprender y volver adicto al espectador. Ese es el caso de ‘Line of Duty’, una producción británica estrenada en 2012 en BBC Two que construye en su primera temporada una trama muy compacta donde las apariencias engañan. Una serie llena de matices que se mueve por la delgada línea que separa el honor y la corrupción. Una serie con una historia en la que la conciencia es el peor enemigo de sus personajes.

En esta crítica sólo vamos a hablar de los cinco capítulos (de una hora de duración cada uno) que componen la primera temporada de ‘Line of Duty’. La serie fue renovada por una segunda temporada (aún pendiente de ser estrenada) que contará un nuevo caso en un nuevo escenario y nuevos protagonistas.

La historia de la primera temporada de ‘Line of Duty’ arranca cuando el joven sargento Steve Arnott (Martin Compston) fracasa dirigiendo una operación antiterrorista. Como castigo es trasladado al departamento de anticorrupción, uno de los departamentos más detestados por los policías. Comenzará su nueva etapa investigando al oficial Tony Gates (Lennie James), un respetado agente líder del departamento con mayor número de casos resueltos de todo Londres. Un oficial intachable tras cuya reputación se esconden muchos trapos sucios.

line of duty critica primera temporada

En ‘Line of Duty’ nunca es oro todo lo que reluce. El espectador irá descubriendo desde el primer capítulo cómo las apariencias son sólo eso, apariencias, ya que tras ellas hay muchas manos corruptas. Una temporada trepidante de secretos desvelados que pese a sacar el lado más oscuro de la policía londinense presenta una historia muy humana llena de conflictos y luchas. Acción e investigación con muy buena factura que logra mantener la tensión en alto prácticamente de principio a fin (al principio del cuarto capítulo bajan una marcha que recuperan antes de que acabe el episodio).

Los puntos fuertes de ‘Line of Duty’ son la construcción de sus personajes y la consistencia en su narración. Personajes con un lado psicológico muy fuerte que meten al espectador en la historia muy fácilmente originando sentimientos encontrados. La narración se convierte en un peculiar laberinto en el que cada pasillo encaja perfectamente con el anterior y nos acerca un poco más al esperado desenlace. Técnicamente muy cuidada, la serie crea un ambiente frío y húmedo marca reconocible de las ficciones británicas.

La cinco capítulos de la primera temporada de ‘Line of Duty’ son un estupendo plan para hacer un maratón un fin de semana de lluvia. Otra gran ficción británica que no debes dejar de ver. Adictiva.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR