Home / Series / ‘Kiri’, los intentos de Sarah Lancashire por levantar un guión apresurado

‘Kiri’, los intentos de Sarah Lancashire por levantar un guión apresurado

[ UK | 2017 | Channel 4 | 4 capítulos de 55 min | NOTA: 6,75 ]

Quien mucho abarca poco aprieta. Ese ha sido el gran problema de ‘Kiri’, la última miniserie británica que ha pasado por la parrilla sin pena ni gloria. La ficción de Channel 4 intenta reflexionar sobre tantos temas a través de tantos personajes que al final desaprovecha todos sus ingredientes. Ni siquiera la excelencia de Sarah Lancashire consigue dar el empaque y la profundidad que le falta a la trama. Una pena, porque el esqueleto de la trama es muy potente y la construcción de personajes está muy bien ideada. Pero la narración acaba pasando de puntillas por todos sus elementos dejando al espectador muy frío.

‘Kiri’ quiere hablar sobre procesos de adopción, racismo, transparencia institucional, responsabilidades empresariales, procesos penales, derechos humanos… No es pretencioso en sí mismo querer abordar todos esos temas en una misma trama, lo es por querer hacerlo en una miniserie de solo cuatro capítulos. La misma trama contada en seis episodios habría conseguido la consistencia que le falta, desarrollando más los personajes y manchándose las manos en cada giro narrativo. La brevedad británica de las series hay veces que juega en su contra.

La trama sigue los pasos de Miriam, una prestigiosa trabajadora social que se ve envuelta en la investigación de una desaparición de una joven negra llamada Kiri. Miriam comete un error importante al dejar a la niña tener una visita sin supervisión con su abuelo, desatando una investigación en la que nada es lo que parece. Aunque presentada la trama el personaje de Miriam (interpretado por Sarah Lancashire) es el centro de la trama, al final acaba quedándose en un segundo plano, perdiendo la mayor fuerza narrativa que tiene la serie. ‘Kiri’ promete drama denso pero se queda en entretenimiento de domingo por la tarde.

Pero voy a ser del todo sincero. ‘Kiri’ no es maravillosa, sí, pero sólo por ver en acción a Sarah Lancashire merece ser vista, incluso interpretando un personaje que no exprime ni la mitad de lo que esta mujer puede dar en pantalla. Sarah Lancashire tiene ese duende que te embelesa haga lo que haga, capaz de hacerte añicos el corazón, de estrujarte el estómago cuando se le antoja, y hacerte llorar si se le viene en gana. Una actriz para disfrutar con cada escena y que es sin duda lo mejor de ‘Kiri’. Una pena que un personaje tan potente como el suyo acaba en muchos aspectos desaprovechado.

En definitiva, ‘Kiri’ es una miniserie con elementos muy interesantes pero que no profundiza todo lo que debiera. Una ficción olvidable pero de visionado entretenido (es tan cortita que se ve de una sentada). Fotografía impecable y una Sarah Lancashire pletórica, como siempre. Una serie que flaquea no por lo que da, sino por lo que no llega a dar.

 

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador del blog @cienmegas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

9 − cuatro =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies