Home / Series / Clásicos de Televisión / ‘How to Make it in America’, la perfección incompleta de Manhattan #ClásicosTV

‘How to Make it in America’, la perfección incompleta de Manhattan #ClásicosTV

[ Estados Unidos | 2010-2011 | HBO | 2 temporadas, 16 capítulos de 30 min| NOTA: 7 ]

La glamurosa y bulliciosa isla de Manhattan es sin duda el lugar favorito de los estadounidenses a la hora de localizar sus películas o series. Un lugar diseñado por la industria como el corazón de Estados Unidos y, para hacer gala de su patriotismo, el corazón del mundo desarrollado. Sentimiento con solera que ha idealizado Nueva York hasta límites insospechados. Una ciudad con una realidad social tan dispar que identificarla con lo que nos han vendido series como ‘Friends’, ‘Gossip Girl’, ‘How I Met Your Mother’ o ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’ nos puede llevar a engaño.

Pero no todas las ficciones se han dejado llevar por ese idealismo. Hoy voy a hablar de ‘How to Make it in América’ (2010-2011), una pequeña maravilla de la HBO (pequeña porque no pasó de la segunda temporada) que rompe el soñado concepto de Manhattan para presentarnos una ciudad sucia de trapicheos, rivalidades y fracasos. Una ciudad en la que nadie regala nada y en la que por cada oportunidad lograda se regalan ocho fracasos. Una visión que, pese a estar edulcorada, es más realista que la que siempre nos han vendido.

‘How to Make it in América’ es una ficción brillante que no pudo superar la maldición de la segunda temporada. Un título más para ese saco histórico de cancelaciones “injustas” para el espectador pero “bien claras” para las cuentas de la cadena. Una serie dijo adiós en su mejor momento tras una segunda temporada estupenda, que supo borrar las pocas debilidades que tuvo su primera entrega, que logró sorprender sin convencionalismos, y sobre todo que consiguió dar una madurez a sus personajes que auguraba narrativamente larga vida a la serie.

La serie sigue las vidas de Ben Epstein (Bryan Greenberg) y su amigo Cam Calderon (Victor Rasuk), dos veinteañeros que quieren hacer realidad el sueño americano y abrirse camino en el mundo de la moda de Nueva York. Para lograr hacerse un nombre por sí mismos tirarán de sus contactos de la calle para conseguir su meta. Inimaginables artimañas en las que entra en juego René, un primo de Cam que también intenta tocar el cielo con la comercializción de una nueva bebida energética: Rasta Monsta.

buscarse la vida en america hbo

Una trama de retos, superaciones, batacazos y sobre todo de relaciones personales. Y es que cuando la vida no te da lo que anhelas lo único que realmente te queda son tus amigos y familiares. ‘How to it Make in América’ es una serie de personajes complementada con el espíritu de una ciudad multirracial e impersonal que está en constante movimiento. Una serie que en sus tramas toca casi todas las clases sociales confirmando muchos tópicos y borrando tantos. Sus historias acaban siendo un grito al viento en defensa del interior de las personas, independientemente de su raza, situación económica o social.

Una dramedia cotidiana que entre sus aciertos está un casting de actores brillante. ‘How to Make it in América’ es naturalidad en estado puro, algo que no podrían haber logrado sin un reparto tan bien seleccionado. Bryan Greenberg y Victor Rasuk crean uno de los mejores bromances que nos ha dado la televisión en los últimos años. Al reparto hay que sumarle unos guiones muy bien construidos, capaces de huir de lo irreal para poner los pies en la tierra sin olvidarse de que se trata de una ficción.

Cada temporada de ‘How to Make it in América’ está compuesta por ocho episodios de 30 minutos cada uno (se puede ver en dos sentadas). La primera presenta tramas y sitúa personajes, mientras que la segunda deja volar la historia completándola con muy buenos secundarios. Una historia que va sola y que, aunque robe sonrisas a veces, es más entretenimiento que comedia. Es una estupenda serie para sumergirse en las subculturas de Nueva York.

No ha pasado tanto tiempo desde que ‘How to Make it in América’ dijo adiós, pero en este poco tiempo se ha convertido en un clásico que, como todos, sueñan con ser resucitados en el actual boom seriéfilo. Continuidad sobradamente merecida pero que podría acabar manchando el estupendo sabor de boca que deja su segunda temporada. Una serie que se disfruta de principio a fin. Sólo viendo su intro ya queda claro que estamos ante algo poco comercial y diferente. Una pequeña joya de HBO de la que se debería hablar más.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR