Home / Series / ‘Fortitude’ segunda temporada: cuando el género se te va de las manos

‘Fortitude’ segunda temporada: cuando el género se te va de las manos

[ UK | 2015- | Sky Atlantic | 2T, 10 capítulos de 49 minutos | NOTA: 5,5 ]

Lo que empezó como un thriller criminal muy correcto con claro complejo nórdico, ha terminado siendo un thriller sobrenatural delirante capaz de llegar a ser muy desagradable. A ‘Fortitude’ se le ha ido de las manos su propio género y se ha convertido en una ficción surrealista en la que tiene cabida cualquier cosa. El problema no es tanto en lo que se ha convertido, sino que su primera temporada (excepto su desenlace) fue un producto totalmente distinto. La serie nos enganchó prometiendo un género del que después se han olvidado por completo. Nos han engañado, y cada vez es más la gente que se baja del carro por estar viendo algo que, si hubiera sido así desde el principio, nunca habrían visto.

En su defensa hay que decir que, pese a acabe siendo muy loca, se toman muchas molestias en justificar cada giro narrativo. Todo lo que ocurre en la segunda temporada es consecuencia de lo que sucedió en el desenlace de la primera. Acaban trazando una narración circular capaz de unir la trama en sus dos extremos, haciendo que los delirios de sus guionistas tengan algo más de coherencia que la mera divagación creativa bajo los efectos de sustancias alucinógenas. Pero pese a su solidez de fondo, ‘Fortitude’ se olvidó del drama criminal para embarcarse en lo sobrenatural, poniendo a prueba el estómago del espectador con imágenes visualmente agresivas.

La segunda temporada de ‘Fortitude’ juega con demonios, caníbales, chamanes, resucitados… Un nuevo crimen vuelve a poner en vilo a los habitantes de Fortitude cuando aún no se ha recuperado de los últimos sucesos. La naturaleza va a jugar un papel clave en esta historia, una amenaza que sobrevuela la comarca de una forma impredecible. Un nuevo caso que conservará ese fondo científico característico de la serie y, sobre todo, que mantiene intacta la atmósfera de la primera temporada. Su atmósfera, sus locos giros de guión, y su explicitud visual, son sus tres señas de identidad más características.

Poco más se puede decir de la trama para no desvelar nada. Sólo que hay que sentarse a verla esperando que la historia siga la línea de los dos últimos capítulos de la primera temporada, y no la de un thriller policíaco de manual de ficciones nórdicas. Hay que reconocerles el valor de arriesgar, de innovar, de atreverse a construir escenas que en otras series no se atreverían, a llegar hasta el final con cada decisión… Decisiones muy valientes, sin duda, pero cuyo resultado final acaba siendo demasiado loco, e incluso agresivo, para el concepto vendido. Poco tenía ‘Fortitude’ de la esencia británica en su arranque, era más nórdica que otra cosa, pero ahora esta esencia también la ha perdido, creando una mezcla extraña de títulos locos del género sobrenatural.

Aún no hay noticias de si habrá tercera temporada de ‘Fortitude’, pero la segunda cierra suficientes puertas como para que valiera de despedida en caso de que no haya más. Una serie hecha para los que les gustan las ideas locas, los giros de guión inesperados, las tramas atrevidas, y sobre todo el crimen y lo sobrenatural. Para mi paladar seriéfilo se ha convertido en una serie demasiado chiflada, pero hay que tener claro que pese a todo esa esquizofrenia acaba siendo coherente consigo misma.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de ‘The Walking Dead’.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies