Home / Series / ‘Fleabag’, cuando el espectador es coprotagonista
Fleabag serie bbc

‘Fleabag’, cuando el espectador es coprotagonista

[ Reino Unido | 2016 | BBC | 1T, 6 capítulos de 30 min| NOTA: 7 ]

Hay quienes se han aventurado a decir que ‘Fleabag’ es la nueva ‘Miranda’. Una afirmación osada sobre una ficción que pese a ser brillante no le llega ni a la suela de los zapatos al personaje de Miranda Hart. Hay quienes la han comparado con ‘Bridget Jones’, pero esos están todavía más perdidos que los anteriores. La nueva comedia de BBC Three es única en sí misma. Es verdad que rompe la cuarta pared igual que ‘Miranda’, o que se mete en la mente femenina como lo hizo ‘Bridget Jones’, pero para de contar. ‘Fleabag’ es una comedia de personajes que se distancia del típico humor británico teatralizado. Una serie que deposita el peso en su protagonista y que embelesa desde la primera escena.

La protagonista de esta historia es Fleabag, una mujer de clase media con un panorama familiar, laboral y sentimental complicado. Propietaria de un pequeño café al que poca gente entra, malvive incapaz de llegar a fin de mes. Su novio, un joven excéntrico pamplinero, ha terminado siendo sólo un compañero sexual (no sentimental). Y por si fuera poco, Fleabag tiene que lidiar con una familia desestructurada en la que nunca se ha creado una relación de confianza real. Un panorama desolador para una mujer que sabe lo que quiere en la vida, que no tiene miedo de luchar, y cuya fortaleza reside en su capacidad de adaptación.

El personaje de Fleabag está magistralmente bien construido, aunque está aún mejor defendido por la gran Phoebe Waller-Bridge. La actriz británica consigue dar naturalidad a un personaje tan excéntrico. Un personaje que cautiva, que empatiza sin que te des cuantas, y que consigue que acabe siendo adictivo ver el mundo a través de sus ojos. A ella se suma un abanico de secundarios que la complementan perfectamente. Una historia con personajes a los que la vida no les ha sonreído y que acaban riéndose del lado más amargo de la vida.

Fleabag serie británica crítica

Es quizá ese fondo vital fallido el que hace que ‘Fleabag’ no sea una serie para reírnos a carcajada limpia. Sin duda es una comedia, pero es una comedia a medio gas (nada que ver con ‘Miranda’). De ahí que sea una serie de personajes pura y dura. Serie para disfrutar con esa complicidad entre protagonista y espectador que te convierte en un personaje más de esta peculiar historia. Y es que todos nos sentimos identificados en partes de las cosas que le ocurren a Fleabag. Técnicamente estamos ante una comedia muy poco teatral, con gran variedad de localizaciones y una factura muy cuidada.

‘Fleabag’ es atrevida pero no loca, entrañable pero no cursi, divertida pero no desternillante, desenfadada pero no irreverente. Una ficción que si da un paso adelante en su segunda temporada (aún no ha sido renovada, pero espero que lo hagan), haciendo sus guiones un poco más agrios y sus personajes con un punto más de excentricidad y extravagancia, pueden llegar a convertirse en un clásico de la ficción británica.

‘Fleabag’ es adaptación de la obra teatro del mismo nombre, que ganó el Fringe First Award, y que también llevó a los escenarios Phoebe Waller-Bridge. Un éxito teatral que ahora conquista también la pequeña pantalla. En Estados Unidos ha sido distribuida a través de Amazon.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR