Home / Series / ‘Falling Skies’, mucho ruido y pocas nueces

‘Falling Skies’, mucho ruido y pocas nueces

Hay veces que me sorprende mi paciencia viendo una serie que desde el capítulo uno se ve que no va a ningún sitio. Me agarro demasiado al deseo de encontrar algo diferente que me deje ensimismado. Me aferro al deseo de que a los guionistas se les encienda la bombilla del ingenio y en el próximo capítulo la historia de un giro radical. Lo bueno de esta actitud es que hay veces (pocas) que la espera es recompensada, pero otras (muchas) la espera acaba en decepción (como es el siguiente caso).

Falling Skies’ llegó a TNT con Steven Spielberg como productor ejecutivo y con un claro deseo de arrasar. Y no era para menos, una serie sobre las secuelas de una invasión alienígena que ha acabado con el 90% de la población mundial abre tantas posibilidades argumentales que las expectativas crecieron como la espuma. Pero igual que crecieron cayeron. ‘Falling Skies’ había hecho mucho ruido para llegar pero finalmente  no escondía nada tras de sí.

Hay dos fallos insalvables que han hecho de ‘Falling Skies’ algo pesado y aburrido: la ausencia de acción y la casi nula interacción con los alienígenas. Una serie fantástica en la que el mundo está invadido no puede dar cinco minutos de acción en capítulos sueltos, y que el resto se reduzca a ver a los protagonistas danzando viendo la vida pasar.

La serie se ha reducido a destinar en cada capítulo (salvo raras excepciones) diez minutos a organizar una expedición, diez minutos de despedida entre los que se van y los que se quedan, diez minutos de expedición (que entre el viaje de ida y el de vuelta nos quedamos con no más de dos minutos de acción), y diez minutos de reencuentros en el campamento base. Esto es de todo menos apasionante.

Me hubiera gustado sentir la amenaza real de los alienígenas, la inseguridad, el miedo, el peligro, la lucha, la supervivencia… igual que lo sentí en ‘The Walking Dead’ con esos zombies malolientes que no atendían a razones. Pero en ‘Falling Skies’ he visto a un grupo de personas que está de vacaciones en un colegio abandonado y que han matado algún alienígena como quien espanta un oso cuando está de camping.

Y lo mejor de todo (si no has visto la temporada completa no leas este párrafo) ha sido el cliffhanger final: “No esperaban una resistencia a este nivel… y quieren hablar”. ¿Pero de qué resistencia hablan? Porque yo no he visto ninguna. ¿La de matar a tres bichos en toda la temporada? ¿O la resistencia en el único ataque de los alienígenas al campamento humano que duró medio minuto?.

Falling Skies’ se evaporó en el piloto y no ha ofrecido nada más. Lo bueno de todo esto es que la espera hasta el verano de 2012 para la segunda temporada va a ser muy placentera. Lo malo es el temor que tengo de que ‘Terra Nova’ sea todo fachada como lo ha sido ‘Falling Skies’.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR