Home / Webseries / ‘Dos Estatuas’, reflexiones triviales a pie de calle

‘Dos Estatuas’, reflexiones triviales a pie de calle

La crisis ha hecho que la forma de pedir en la calle se haya reinventado de una forma asombrosa. Sólo hay que ver a aquel joven que cantó su currículo en el metro de Barcelona o a aquellos que rimaban a los tímidos viajeros del suburbano madrileño. Y a ese mundo de ganarse unas pelas en la calle nos lleva ‘Dos Estatuas’, una webserie de humor que nos cuenta las reflexiones triviales de una pareja de estatuas vivientes pidiendo en las calles de Madrid.

‘Dos Estatuas’ consigue sacar todo su ingenio a lo cotidiano con píldoras de no más de tres minutos de duración. Una webserie que para contar sus historias sólo se vale de una calle, dos personas, algún viandante y dos disfraces. No les hace falta más para debatir sobre si David Bisbal es mejor que David Bustamante o si gustan más las rubias o las morenas. Temas de lo más triviales entre dos estatuas que ven el día pasar bajo sus disfraces.

‘Dos Estatuas’ en: WebYoutubeTwitter, Facebook y Flikr

El punto fuerte de la webserie es la química que hay entre los dos personajes. Una relación de amistad que logra dar un tono desenfadado y natural a los guiones. Para conocer un poco más ‘Dos Estatuas’ hemos hablado con sus creadores y protagonistas, Edu Monreal y Adrián Moisés, que nos han contado las peripecias del rodaje de la primera temporada.

webserie dos estatuas

¿Qué cuenta ‘Dos Estatuas?

Edu Monreal – Es un reflejo de la sociedad de hoy. Gente emprendedora que se gana la vida como puede, con lo que tiene, creando y luchando frente a las dificultades. Son estatuas y amigos, pero podrían ser panaderos, mecánicos o camareros en una charla de bar.

¿Habíais hecho alguna vez de estatuas vivientes antes de la webserie?

E.M. – Nunca. Sólo teatro de calle y me encanta.

Adrián Moisés – No, la verdad es que nunca había hecho de estatua viviente y menos en la calle. Lo más parecido fue una clase de teatro de calle en la que por una hora fui mendigo. Una experiencia dura pero increíble.

¿Qué es lo más difícil de ser una estatua viviente?

E.M. – Aguantar frío, calambres musculares y concentración. Sobre todo cuando tienes que tratar de mantener una conversación absurda y que parezca medianamente creíble. Las estatuas vivientes de verdad están bastante más preparadas que nosotros.

A.M. – Lo más difícil de ser estatua viviente creo que es el hecho de tener que estar inmóvil contra todo pronóstico temporal, ya sea frío o nieve.

¿Qué es lo más curioso que os ha pasado rodando?

E.M. – Niños que se paran a aplaudir y ríen, señoras que nos echan monedas de verdad, principio de hipotermia al rodar el fin de semana más frio del año, donuts congelados, turistas que nos fotografían….

A.M. – Lo más curioso fue ir a tomar café y que cuando pasé al servicio vestido de romano la gente de dentro se volvía a mirarme varias veces.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR