Home / Series / Series europeas / Series británicas / Doctor Who / ‘Doctor Who’ noveno doctor: lo mejor y lo peor de Christopher Eccleston

‘Doctor Who’ noveno doctor: lo mejor y lo peor de Christopher Eccleston

[ UK | 2005 | BBC | 13 capítulos de 45 min | NOTA: 8 ]

He visto la primera temporada de la era moderna de ‘Doctor Who’ tras las tres temporadas de Matt Smith. Empecé con el undécimo doctor porque era el primero que había en Netflix, pero al terminar con él decidí volver atrás y empezar por el principio. Este desorden en el visionado no creo que sea tan importante como el que Smith ha sido tan perfecto para mí que ha puesto el listón muy alto al resto. Pero aún tengo muchos doctores por descubrir y nunca se sabe. La temporada de Christopher Eccleston la he disfrutado como un enano. Y eso que arrastra demasiadas limitaciones visuales de los noventa que ahora se ven anticuadas, incluso en el guión hay giros o tramas que se nota que son de otra época.

[Spoilers a partir de aquí]

Pero pese a ese toque antiguo, la temporada me ha fascinado. Aunque inicialmente parezca que no hay una trama transversal, en la recta final descubrimos que ese casual BAD WOLF tenía una razón de ser. Los cinco últimos capítulos son los mejores. Primero porque los dos episodios de Steven Moffat son una maravilla (1×09 y 1×10). Después porque la trama de BAD WOLF y la lucha con los Daleks es muy buena. Y por último porque la llegada del Capitán Jack Harkness (gran personaje) da la química y el desenfado que le ha faltado al Doctor y a su acompañante, Rose Tyler, durante toda la temporada.

LOS PERSONAJES

La gran pega que le pongo a esta temporada es que, pese a que Eccleston y Billie Piper están muy bien, no consiguen crear una química especial entre ellos y, lo que es más importante, no consiguen crear empatía con el espectador. Y no creo que sea culpa de ellos, porque el guión no les da oportunidad de crear magia en su relación o conseguir que los queramos más. Es como si estuvieran todo el rato siendo correctos, sin ser naturales. Por eso es tan importante la entrada de Harkness, porque consigue dar ese toque de humor y espontaneidad que faltaba.

Tras trece capítulos coges más cariño a Harkness o a Mickey que a ellos dos. Una pequeña vuelta de tuerca a sus personajes habría conseguido romper esa barrera y crear una química mayor entre ellos y un mayor afecto del espectador. Eso es lo único que me ha faltado, porque por el resto los dos están magníficos en su papel. Con un poco menos de rigidez y un poco más de expresividad habría sido distinto.

TRAMAS Y DATOS

A las tramas no se les puede poner ningún pero. Juega de maravilla con la esencia del universo, con su magia, con el papel básico de los Daleks y la importancia de la Guerra del Tiempo…. Es ‘Doctor Who’ en estado puro y no se olvida en ningún momento de la serie original. Los Slitheen acaban siendo quizá el mayor distintivo de las tramas de Eccleston, pese a que los Daleks tenga el papel protagonista de la trama principal. El capítulo doble de Steven Moffat es maravilloso, el episodio más mágico. Y el desenlace de la temporada es magnífico. Al final del post tenéis mis notas de todos los capítulos

En esta temporada descubrimos datos como que el Doctor tiene 900 años, dos corazones y que habla 5 millones de lenguas. O que la Tardis cambiaba de forma en función de la época a la que viajase para camuflarse, pero que el sistema se estropeó en un viaje a 1960 y se quedó para siempre con el aspecto de una cabina de policía de la época. O las claves de la Guerra del Tiempo, la lucha en la que los Señores del Tiempo aniquilaron a los Daleks pero que también acabó con todos los Señores del Tiempo menos uno, nuestro Doctor. Se apuntala así el universo de ‘Doctor Who’ en un reinicio que no te exige haber visto nada de la serie original clásica.

Resumiendo. Eccleston no es el doctor más carismático, pero es uno muy respetable (y disfrutable). Interpretativamente está a la altura, pero el guión no le deja enamorar al público. Lo mismo le pasa a su acompañante Billie Piper. Más allá de eso, la temporada es muy buena. Las historias son muy potentes y los personajes secundarios (ya sean buenos o villanos) son geniales. Una muy buena temporada para iniciarse en el mundo de ‘Doctor Who’, asumiendo que visualmente (y en ocasiones narrativamente) esta entrega deja claro que es de los principios de los 2000.

NOTA: El especial de Navidad lo he dejado fuera porque ya es con David Tennant

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead. Hablo de series en la radio en el programa 'Pasaba Por Aquí' (CMM) todos los lunes a las 22.30 horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies