Home / Series / Series europeas / Series británicas / Doctor Who / ‘Doctor Who’ capítulo especial: ‘The Runaway Bride’

‘Doctor Who’ capítulo especial: ‘The Runaway Bride’

[ UK | 2006 | BBC | 1 capítulos de 60 min | NOTA: 7,5 ]

Escribo por separado del especial navideño ‘The Runaway Bridge’ porque, aunque arranque justo después del final la segunda temporada y sea el pistoletazo de salida de la tercera, es un episodio muy especial: el Doctor tiene una companion que no seguirá con él el resto de la temporada. Es el primer personaje que rechaza su invitación de seguirle en sus misiones. Un rechazo que no deja de tener un poso bonito. Primero porque es una decisión muy coherente con Donna, un personaje que no se anda con medias tintas y que tiene bien claro lo que quiere. Segundo porque no deja de ser un último guiño a Rose, una companion que no será fácil sustituir y que aún duele en alguno de los corazones del Doctor.

Rose está presente en todo el capítulo. Desde el principio cuando Donna encuentra ropa suya en la Tardis hasta el final, cuando le pregunta el nombre de su amiga y él dice que “Su nombre es Rose” con los ojos llorosos de emoción. Un último adiós agridulce, lleno de optimismo por haber sido capaz de salvarla (“ella no está muerta, está muy viva”) pero triste por no poder estar con ella. Un fondo emotivo que encaja muy bien con todo lo que hace Donna, pese a llegar a la Tardis como un elefante en una chatarrería.

LOS GRITOS DE DONNA

Donna es chillona, directa e incluso llega a ser descarada. No se anda con medias tintas. Dice todo lo que piensa. Una mujer con carácter a la que se le podría aplicar el “perro ladrador poco mordedor”. Tras esa fachada ruidosa hay una mujer entrañable que se preocupa por el Doctor tanto como lo haríamos nosotros. Le dice con voz entrecortada que no puede seguirle en sus misiones y le pide que encuentre a alguien, porque en ocasiones necesita que le paren los pies. La emoción que hay contenida en esta escena final es brutal, para tratarse de un personaje que conocemos de hace solo 59 minutos.

Y es que Donna funciona perfectamente con el Doctor desde la primera escena. El carácter espontáneo de ella y la ingenuidad (también espontánea) de él hacen un combo divertidísimo. Aunque lo que ocurre en ‘The Runaway Bridge’ no es de lo mejor que nos ha dado el universo de ‘Doctor Who’, sí que es uno de los episodios más divertidos. Todo lo concerniente a la boda es surrealista y la primera escena de Donna y el Doctor en la Tardis es oro puro. Llamándole “marciano” y “hombre espacial”. Al final Donna se despide dejando en el espectador el deseo de que sus caminos se vuelvan a encontrar, porque este combo podría dar muy buenos momentos.

RACNOSS Y HUON

La villana del episodio es la Emperatriz de los Racnoss, la última de una especie carnívora que devoraba planetas y que desapareció hace billones de años (aniquilada por los Señores del Tiempo). Regresa para liberar a un reducto de Racnoss supervivientes que quedaron atrapados en el centro de la Tierra cuando se formó el planeta. Para liberarlos se ha de valer de las partículas Huon, una energía mortal e inerte desaparecida hace años capaces de devolverles la vida a los Racnoss, solo que para conseguirlo necesitan de un ser vivo.

Ese ser vivo es Donna, que sin saberlo ha sido envenenada con partículas Huon durante seis meses. Ella la llave capaz de despertar a los Racnoss atrapados en el centro de la Tierra, quienes una vez resucitados acabarán con la Tierra. Pero en ‘Doctor Who’ todo está conectado. En el sótano de la empresa H.C. Clements (en la que trabajaba Donna) había una fábrica clandestina de partículas de Huon, con las que la envenenaban. Y esta empresa es propiedad de Torchood. Me figuro que sabremos más en la temporada.

Y los encargados de capturar a Donna, siguiendo las órdenes de la Emperatriz Racnoss, son los mismos del especial navideño que arranca la segunda temporada. Se refieren a ellos como “Robots-Santa” o “Robots-Carroñeros”, que no dejan de ser robots mercenarios camuflados que siguen las órdenes de un ser superior.

CURIOSIDADES

Uno de los momentos más bonitos del episodio es cuando retroceden en el tiempo 4.600 millones de años para descubrir por qué la Emperatriz Racnoss ha hecho un agujero hasta el centro de la Tierra. Ahí es donde descubrimos que cuando se formó el planeta quedó atrapado justo en el centro una telaraña de Racnoss, que es justo la que quiere rescatar con las partículas Houn presentes en Donna. Ese momento, la despedida final y el encuentro inicial es para mí lo más bonito del episodio.

Del Doctor descubrimos pocas cosas. Que sus bolsillos son más grandes que lo que se ven por fuera, exactamente igual que la Tardis. Que fueron los Señores del Tiempo quienes acabaron con los Racnoss, quienes también se deshicieron de las partículas Houn por ser mortales. Hace mención también a Gallifrey, el mundo natal del Doctor y de los Señores del Tiempo.

‘The Runaway Bridge’ es un capítulo especial porque introduce un personaje tan magnífico como Donna, y consigue desde el primer momento una química muy especial con el Doctor. Un capítulo especial porque te deja sin saber quién será su nueva companion, pero a la vez te deja con ganas de más Donna en la serie. Un capítulo especial porque tiene un guión muy divertido y porque, la trama principal de los Racnoss mantiene muy bien el nivel que nos había dejado la segunda temporada. No es mi capítulo navideño favorito (reconozco que he visto pocos, sólo estos dos de David Tennant y todos los de Matt Smith), pero aún así me ha gustado mucho.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

2 comentarios

  1. Avatar

    Buenas, estoy disfrutando de tus reseñas a las temporadas modernas de Doctor Who, son muy buenas; del episodio que decir, es de los que más risas me ha dado, Tennant y Tate tienen una maravillosa química, y vis cómica, entre ambos, como cierre de temporada está muy bien y te deja con ganas de ver a Donna de nuevo en acción.
    De los episodios navideños, que no he visto todos tampoco, este está, por el momento, entre mis favoritos; mira las de Capaldi, al menos dos, creo, que son muy buenas. Saludos

    • Alfredo L. Zamora

      ¡Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que es un capitulazo. Navideños he visto los dos primeros de Tennant y los de Mat Smith. Voy a seguir ya en orden la serie. Tengo muchas ganas de llegar a Capaldi. Ahora estoy con la tercera temporada, en cuanto la acabe subo review. Saludos 🙂

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

cinco × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies