Home / Series / Series Netflix / Marvel's / Daredevil / ‘Daredevil’ segunda temporada: tres son multitud
Daredevil netflix segunda temporada

‘Daredevil’ segunda temporada: tres son multitud

[ USA | 2015- | NETFLIX | 2T, 13 capítulos de 55 minutos | NOTA: 8,25 ]

Es incuestionable que ‘Daredevil’ es la mejor (y más madura) serie sobre superhéroes del momento. Lo demostró en su primera temporada y lo ha vuelto a hacer en su segunda entrega. Una temporada que pese a su buen hacer y a seguir teniendo una calidad superior, ha brillado algo menos de lo esperado por la ambición de su guión. El personaje de Daredevil todavía es lo suficientemente potente como para necesitar dos coprotagonistas para mantener en alto la trama de una temporada. Algo que ha hecho que al guión le haya costado empastar todas sus tramas y, sobre todo, que ha impedido explotar al máximo a uno de sus nuevos personajes.

La segunda temporada supera con creces a la anterior en cuanto a calidad y variedad de personajes. La introducción de The Punisher y Elektra, y lo bien que han jugado con la línea de lo bueno y lo malo, ha hecho que esta nueva trama haya sido mucho más compleja que la anterior. Aunque al final ha sido demasiado que contar para los 13 capítulos que disponían, dejando a The Punisher bastante olvidado desde la aparición de Elektra.

[Spoilers a partir de aquí]

Los guionistas gastan demasiado rápido las cartas de The Punisher, cuatro capítulos bastan para que conozcamos prácticamente todos lo matices de este (no) villano. Un personaje que, una vez acabada la temporada, es más interesante por lo que puede dar en un futuro que realmente por lo que nos ha dado hasta ahora (se rumorea que Netflix podría darle una serie). Su personaje queda desaprovechado. Con ello no digo que no lo deberían haber metido en la trama, sino que lo hubieran hecho más avanzada la temporada, conscientes de que la protagonista era ella y no él. Ser el centro casi exclusivo de los cuatro primeros capítulos no fue una buena decisión.

Daredevil season 2 the punisher

El corte de la trama de The Punisher tras el cuarto capítulo para meterse con Elektra rompe el ritmo y te deja hasta el final de temporada con ganas de más historias del primero. Sea como fuere la recta final de temporada ya fluye todo de forma magnífica. Y en las partes en las que no se acaban de acoplar las historias de los dos coprotagonistas la serie sigue brillando. Y es que pese a que la estructura de la narración transversal pudiera haber sido diferente, la construcción de los personajes de Elektra y The Punisher es soberbia. Jon Bernthal y Elodie Yung no podían defender mejor sus personajes.

Y es que si hay algo que ‘Daredevil’ hace magistralmente es sin duda la construcción de personajes. Lo fieles que son a la esencia de cada uno. Lo coherentes que son en cada paso que dan hacia delante. Matt confiesa ante Karen justo en el momento que debe hacerlo. Elektra remueve el interior de Matt justo lo necesario, ni un poco más. Karen se embelesa de The Punisher lo justo para no caer en el romance. Los guionistas conocen a la perfección a sus personajes y los manejan de forma brillante.

Una temporada que ha hecho una magnífica reflexión sobre la línea que separa lo bueno y lo malo en las actuaciones de un superhéroe. Elektra ha venido a dar el toque distendido que le faltaba a Daredevil. Un personaje que disfruta con lo que hace, que se divierte defendiéndose. Contrapunto a un Daredevil que considera su misión trabajo. Elektra ha venido también a resucitar pasiones del pasado y a hacer que se olvide de Karen. Porque al fin y al cabo al ser humano nos atrae lo imposible, y por desgracia Karen es demasiado posible.

Daredevil season 2 elektra

The Punisher ha demostrado que la línea entre el bien y el mal es efímera. Lo único que diferencia a ambos es que uno mata y el otro no. Nada más. El objetivo final es el mismo: acabar con los villanos. Karen juega aquí un papel clave, será la encargada de demostrarnos que tras The Punisher hay aún más drama personal que el que esconde Matt. Tras esa asombrosa brutalidad se esconde un corazón dañado y sobre todo solitario. El punto en el que se quedan The Punisher y Elektra al final de temporada promete mucho.

Pero si hay algo que ha caracterizado la segunda temporada de ‘Daredevil’ ha sido su marcada violencia. Las escenas de acción han tenido una dureza visual que en ocasiones no era apta para todos los públicos. Radicalización que en un principio toma a The Punisher como excusa pero que al final se mantiene en toda la temporada con Daredevil, Elektra y todos los villanos. Las escenas de acción brillan aún más que en la primera, y se instauran las peleas en pasillos varios como seña de identidad de la serie.

‘Daredevil’ se marca una estupenda segunda temporada que mantiene el nivel previo y que amplía aún más el universo de la serie con personajes muy potentes. Pese a los peros sobre la organización de las tramas en la temporada, la serie mantiene su fuerza viva y conserva intacta su esencia original. Sin duda la serie de Netflix es un must para todos los amantes de los superhéroes. Lo fue en la primera temporada y lo vuelve a ser en ésta. La mejor serie de superhéroes del momento.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

2 comentarios

  1. ¿Porque no hay crítica de Jessica Jones?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR