Home / Series / ‘Copper’: crítica de la primera temporada

‘Copper’: crítica de la primera temporada

La primera temporada de ‘Copper’ ha llegado a su fin. La que ha sido la primera serie de producción propia de BBC América no han defraudado ni a crítica ni audiencia a lo largo de sus diez capítulos. Un thriller de época que, pese a su discreta repercusión internacional, ha logrado hacerse un hueco en la pequeña pantalla y ser renovada por una segunda temporada. Una serie que ha intentado aportar un nuevo valor a un género por el que pocos apuestan y en el que actualmente sólo jugaba ‘Hell on Wheels’.

Paso a analizar las tramas y personajes de la primera temporada de ‘Copper’. Aviso que a partir de aquí encontraréis spoilers así que si no has visto la temporada completa mejor no sigas leyendo.

Tramas

Pese a que la premisa argumental de ‘Copper’ era sencilla, los guionistas supieron jugar con un amplio abanico de tramas secundarias para que la historia no muriera. Kevin Corcoran tenía que descubrir la verdad sobre su mujer y su hija pero no lo podría haber hecho sin sus noches sudorosas con Eva Heissen, sin los remordimientos de Francis Maguire o sin luchar junto a Robert Morehouse por un Nueva York menos corrupto.

El punto de partida de ‘Copper’ recorda alarmantemente al de ‘Hell on Wheels’ y es que ambas se presentan como series en las que sus protagonistas buscan la verdad de lo sucedido a su mujer. Similitud que en el segundo capítulo de ‘Copper’ desaparece presentándonos un gran número de tramas dejando claro que no se la quieren jugar a una sola carta narrativa. Es más, hay un momento en el que el propio Kevin Corcoran decide dejar su búsqueda al sentirse agarrado a un clavo del pasado que no le deja avanzar.

‘Copper’ profundiza en temas como el racismo racial, la corrupción política, los entresijos de la clase alta, las injusticias sociales, la prostitución, el vandalismo, la lucha de poderes, el cambio social o el valor de la vida. Temáticas todas ellas abordadas con distintos personajes e historias que mueven a Corcoran a luchar cada capítulo por mantener el orden y sobre todo mantenerse fiel a sí mismo en una ciudad plagada de deslealtad y corrupción.

Personajes

Pese a que Corcoran es uno de los personajes más flojos y planos al comienzo de la serie, según vamos conociendo su relación con el resto de personajes crece su complejidad. Su máxima expresión llega en los últimos minutos de la temporada con él viendo la imagen de su hija fallecida y despidiéndose de ella entre lágrimas. Es ahí cuando el espectador es consciente de la empatía que ha creado con su personaje.

Si hay un personaje que destaca sobre el resto, y que finalmente acaba llevándose gran parte del protagonismo de la temporada, es Annie Reilly. Esa joven a la que la vida le ha maltratado desde pequeña y que decidió empezar a vender su cuerpo para huir del dolor. Una mujer encerrada en un cuerpo de niña que pretende convertirse a toda costa en la mujer de Corcoran. El personaje más complejo de la serie que acaba resultando desagradable al espectador. Esos son los buenos personajes, los que no te dejan indiferente.

Sorprende mucho la evolución de Eva Heissen, la prostituta de Corcoran que acaba demostrando ser uno de los pocos personajes con sentimientos puros en la serie. Eva demuestra su lealtad y su sinceridad cuidando de la mujer demente del hombre al que ama y lidiando con la demente de Annie. La importancia que cobró en la season finale hace ver que en la segunda temporada su personaje tendrá más importancia aún que en ésta.

Con Robert Morehouse juegan desde el principio al despiste sin saber si está del lado de Corcoran. Al final no sólo que está de su lado sino que es capaz de defenderle delante de Elizabeth Haverford, la adinerada viuda que en ese momento le calienta la cama. Sin embargo Francis Maguire, el fiel amigo que siempre a velado por el bien de Corcoran, resulta ser el traidor de la temporada. Genial giro argumental cuando se descubre la implicación de Francis en el paradero de la mujer de Corcoran.

La historia de Mattew Freeman y su mujer, pese a ser presentadas como una de los grandes motores de la serie, acaba quedándose en un intento torpe de abordar el racismo racial. Su sumisa mujer y el embarazo es prácticamente lo único que pasa, esperemos que en la próxima temporada se manchen más las manos en esta historia porque puede dar mucho juego.

Ambientación

Pese a la excelente ambientación en el Manhattan de 1864, ‘Copper’ recurre una y otra vez al mismo decorado para mostrarnos las calles de Nueva York. Pese a ello, y para no hacerlo tan evidente, según avanza la temporada los exteriores comienzan a ser cada vez más abundantes, reduciendo las imágenes de esa ciudad sucia de cartón piedra. La recreación de las casas, el prostíbulo y la comisaría son impecables.

El vestuario en ‘Copper’ logra convertirse en uno de los elementos narrativos más fuertes de la serie. Sin los ropajes desaliñados de Corcoran o sin los vestidos majestuosos de Elizabeth nada valdría un guión redondo ni un reparto ejemplar. Sin una ambientación y vestuario como el que tiene la serie nunca podríamos trasladarnos al Five Points District de 1864 y la serie habría sido un auténtico fracaso.

‘Copper’ es una serie de las que ganan si la ves toda seguida y que ofrece muy buenas dosis de entretenimiento e intriga. Esperemos que la segunda temporada se mantenga fiel a la esencia y que madure narrativamente. Yo seguiré al otro lado del televisor el año

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR