Home / Series / Cinco razones para ver ‘Estoy Vivo’

Cinco razones para ver ‘Estoy Vivo’

[ España| 2017 | TVE | 13 capítulos de 80 min | NOTA: 8 ]

‘Estoy Vivo’ ha sido la sorpresa del año en la producción nacional. Está en el podio de los mejores estrenos de series españolas de 2017 junto a ‘Sé quién eres’ y ‘La Casa de Papel’. Una serie que se ha atrevido a construir un thriller sobrenatural de ciencia ficción sin renunciara a las historias blancas. Globomedia ha cogido los ingredientes que atribuimos a un producto “comercial” con los de la ciencia ficción, creando una serie magnífica que defiende con orgullo un género muy poco explorado en la producción nacional.

Si hay algo que le sobra a ‘Estoy Vivo’ es calidad, imaginación, y sobre todo atrevimiento. Atrevimiento para experimentar en tramas que tocan tantos géneros que parece imposible jugar con ellos. Pero el resultado no puede ser más brillante. Personajes magníficamente bien construidos, reparto de altura, y un guión muy compacto que sabe hacia dónde va. Un universo que atrapa, capaz de emocionarnos, de robarnos risas, y también de hacer que nos mordamos las uñas de los nervios.

La trama es la siguiente. Andrés Vargas es un inspector de policía que muere persiguiendo a un asesino en serie. Años después regresa al mundo encarándose en el cuerpo de otro agente de policía, Manuel Márquez, reencontrándose con toda su familia y descubriendo que aquel asesino en serie sigue vivo. En su misión contará con la ayuda de Enlace, un ser sobrenatural que le acompaña en el tránsito entre esta vida y el más allá.

‘Estoy Vivo’ tiene muchos elementos destacables, como sus exteriores (da gusto ver una serie ambientada en Madrid que sale a la calle a rodar y no se limita repetir en cada capítulo las mismas dos imágenes generales de la ciudad), pero en este post os voy a destacar cinco, los que para mí mejor reflejan el ADN de la serie. Estas cinco razones hacen que ‘Estoy Vivo’ no sea una serie más.

UN GRAN BROMANCE

‘Estoy Vivo’ no sería ni la mitad de buena de lo que es si no existiera ese maravilloso bromance entre Márquez y Enlace. Una relación que tiene lo mejor del vínculo que podrían tener un padre y un hijo con lo más divertido de la amistad de dos colegas muy diferentes pero con un sentimiento muy fuerte de apego mutuo. La rudeza y la parquedad de palabras de Márquez contra el entusiasmo y el humor de Enlace forman un combo magnífico. Una relación que no deja de evolucionar, que empieza como algo cómico pero que acaba como una inquebrantable relación de amistad (incluso familiar).

Aunque para evolución la de Enlace. Viene del más allá y no entiende la forma de pensar ni de sentir de los humanos. Irá viendo el encanto de la vida en la Tierra, intentando adaptarse a las costumbres. Acabará desbloqueando su corazoncito para regalarnos algunos de los momentos más emotivos de la temporada.

ORGULLOSOS DE LA CIENCIA FICCIÓN

‘El Ministerio del Tiempo’ demostró que la ciencia ficción tenía cabida en las producciones españolas, sea en la dosis que sea. Y ‘Estoy Vivo’ lo ha vuelto a confirmar con una producción más blanca pero igual de potente en cuanto al género, añadiendo un enfoque sobrenatural muy bien llevado. Reencarnaciones, poderes sobrenaturales, misiones del más allá, artilugios futuristas, hologramas… Elementos que conforman un universo que te crees a pie juntillas incluso aunque visualmente no siempre sea redonda. Pero da igual, porque ‘Estoy Vivo’ se ríe de sí misma cada vez que tiene que tirar por la vía de en medio. Consiguen hacer de su ocasional simpleza futurista un elemento de identidad.

UN PRODUCTO BLANCO Y DIFERENTE

Contada, ‘Estoy Vivo’ podría verse como otra serie más: trama de instituto con Bea, la joven de los Varga; trama de la tercera edad con Arturo, el abuelo de la familia; líos amorosos de Laura, la matriarca… Parece lo de siempre, pero no lo es. La trama de instituto es una de las líneas narrativas más maduras, tanto que Bea acaba siendo el motor de la ciencia ficción. Y las historias de Arturo y Laura están tan bien construidas que te roban el corazoncito sin que te des cuenta.

UNA TRAMA QUE AGUANTA TODO

Cuando te enfrentas a una serie española y ves que tienes por delante 13 capítulos de 80 minutos cada uno es normal perder a priori la esperanza en la ficción. Pero tranquilos, que ‘Estoy Vivo’ aguanta de maravilla el reto de la duración. El guión tiene claro a dónde quiere llegar y también a cada uno de los sitios por donde quiere pasar. Un guión cargado de tramas que consiguen que el interés no decaiga en ningún momento. Historias muy humanas con un desenlace APOTEÓSICO.

MUJERES AL PODER

Aunque sus protagonistas sean dos hombres, en ‘Estoy Vivo’ hay un fuerte protagonismo femenino. Las Vargas son mujeres con carácter, cada una a su manera. Susana, Bea y Laura, un trío femenil que reflexiona sobre muchos aspectos del día a día de las mujeres. Destaca Laura (bravo por la interpretación de Cristina Plazas), de los mejores personajes femeninos de la televisión española de los últimos tiempos. Qué mujer tan valiente, tan entrañable, tan pura, tan íntima, tan transparente… Un personaje lleno de matices capaz de hacer que una historia de amor muy convencional acabe siendo LA GRAN HISTORIA de amor.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de ‘The Walking Dead’.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies