Home / Series / ‘Bodyguard’, un juego adictivo en el que dudarás hasta de tu sombra

‘Bodyguard’, un juego adictivo en el que dudarás hasta de tu sombra

[ UK | 2018 | BBC | 6 capítulos de 60 minutos | NOTA: 8,75 ]

Todo el mundo habla de ‘Bodyguard’. ¿Por qué? Para empezar porque ha reventado los audímetros británicos en un momento en el que el modelo televisivo mundial está reinventándose para conseguir espectadores y adaptarse a sus nuevos hábitos de consumo. El primer episodio de la serie es el más reproducido de la historia del servicio bajo demanda de la BBC. El último capítulo fue visto en directo por 10,4 millones de espectadores, casi la mitad de la audiencia británica (47,9%).

Pero más allá de los datos, todo el mundo habla de ‘Bodyguard’ porque es una serie adictiva que sorprende constantemente. Un producto redondo con la firma mágica de Jed Mercurio, creador de ‘Line Of Duty’. Una ficción absorbente a la altura de miniseries como ‘The Honourable Woman’ y que, para mi gusto, debería quedarse en eso, en miniserie. La BBC no ha dicho nada sobre su renovación, pero Jed Mercurio ha reconocido que estaría encantado de hacer una segunda temporada. Eso sí, ve difícil rodar una nueva entrega por la compleja agenda de Richard Madden.

CAMBIOS DE RUMBO CONSTANTES

Si hay algo que caracteriza a las ficciones de Jed Mercurio es el cambio de rumbo constante de sus guiones. El dejar que el espectador se acomode para cambiar por completo el rumbo de la historia en giros que parecían inofensivos. Un juego apasionante de acción y misterio en el que el espectador lucha por saber quién es el bueno y el malo de la historia. Haciéndote dudar hasta el último minuto de todo el mundo. Así es ‘Bodyguard’, imparable, sorprendente y en ocasiones claustrofóbica.

David Budd es un veterano de guerra que trabaja en seguridad nacional como agente en un cuerpo especial de protección del Servicio de la Policía Metropolitana de Londres. Su moral se verán amenazadas cuando le asignan proteger a la ambiciosa Ministra Julia Montague, cuya política choca de radicalmente con sus principios. Una relación de amor odio en la que los ideales, las ambiciones políticas y personales, y una tensión sexual incontrolable se fusionará en un juego sutil en el que ninguno de los dos puede enseñar más cartas de las que debe, porque si no se acabó la partida.

UN GUIÓN INQUEBRANTABLE

Una historia de poder que explora los entresijos de dos de las grandes amenazas de la sociedad: la clase política y el terrorismo. ‘Bodyguard’ tiene un guión tan brillante que ni siquiera las inexpresivas y robóticas interpretaciones de Richard Madden consiguen restar fuerza a la trama. Será muy guapo, pero actuar no es su fuerte. Pero ni él es capaz de hacer pequeñito al guión. Inexpresividad que queda aún más en evidencia al lado de las magníficas interpretaciones de Keeley Hawes.

‘Bodyguard’ es una ficción más comercial que ‘Line of Duty’, menos de género, más actual y para todos los públicos, con menos capas. Una serie magnífica que ha conseguido un éxito inigualable. Pero pese a todo yo me sigo quedando con ‘Line of Duty’, que es el mejor thriller policíaco de la televisión británica del momento. Si no la has visto te recomiendo que le des una oportunidad después de ver ‘Bodyguard’.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador de #CienMegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies