Home / Series / ‘Blood’ segunda temporada: reciclando todo un mundo de sospechas

‘Blood’ segunda temporada: reciclando todo un mundo de sospechas

[ UK | 2020 | Channel 5 | 6 capítulo de 45 min | NOTA: 6 ]

[Este post contiene spoilers de la temporada]

La segunda temporada de ‘Blood’ recicla por completo la fórmula que tan bien le funcionó en la primera entrega. Un nuevo mundo de sospechas en torno a dos de los protagonistas principales originales, pero enmarcados en un nuevo entorno y momento. Reconozco que me costó entrar por dos razones. La primera porque el personaje de Cat no es protagonista ahora, y tampoco lo es el de Michael. Eran los dos personajes con los que más me identifiqué en la primera temporada y que ahora desaparecen del mapa, dejando una sensación de estar viendo la serie demasiado desde fuera, empezando casi de nuevo. Su aparición en el capítulo de la comunión es muy disfrutable, sacia esa sed de volver a un poco a lo de antes.

La segunda razón por la que me costó entrar res por la trama de Owen en el taller de coches. No terminé de creerme que en la finca de los Mooney hubiera un negocio clandestino e ilegal sin que nadie se diera cuenta, más regentado por unos chavales casi imberbes. Encima siendo una trama clave en la historia de la temporada, ya que la muerte del líder de este clan en manos de Jim es el detonante de prácticamente todo. Mi falta de credibilidad es más por localización del negocio clandestino que por la construcción de esta historia. Aún así acabé entrando en la temporada y reconozco que llegados al tercer capítulo más o menos es un no parar, va solo y el misterio es tan potente como el de la primera temporada.

Juegan mucho más con las líneas temporales en la narración, realmente presentando un puzzle que hasta el final no encajamos. El personaje de Fiona, sin ser mi favorito, soporta muy bien el protagonismo de esta temporada. Además nos damos cuenta de que en la primera temporada no llegamos a conocer a ninguno de los Hogan en profundidad y que esta fórmula podría funcionar con cada hijo en distintas temporadas, porque solo conocíamos hasta ahora el entorno familiar histórico y unas breves pinceladas de cada uno. En el caso de Fiona básicamente conocíamos su enfermedad y su lealtad a su padre.

La gran fórmula de ‘Blood’, presentarnos a asesinos con unos motivos que podrían llegar a ser justificables. Jim mata a su esposa aceptando sus súplicas, ella quería dejar de morir. Fiona mata a su marido para asegurar una vida decente a sus hijos, consciente de que ella no podrá estar ahí con ellos para protegerles de él y sabiendo que su condena será corta porque la enfermedad ha puesto una fecha tope a su vida. Muertes que permiten el debate sobre la justificación de sus actos. Con esta fórmula la serie ha marcado su seña de identidad, lo que la diferencia de otros thrillers criminales. Todavía no hay confirmada una tercera temporada pero por lo que ha dicho el equipo y la cadena hay posibilidades.

Me ha encantado la relación de Fiona y Gillian. ‘Blood’ tiene personajes homosexuales en todas sus temporadas. De una historia bastante convencional como la de Michael pasan a una mucho menos vista en thrillers comerciales como éste que es el de una madre de familia que se enamora de otra madre de familia. El personaje de Gillian es el mejor de toda la temporada junto a Fiona y Jim, solo que ésta siendo el más blanco de todos, con el que acabamos identificándonos y con el que tenían que acabar los hijos de Fiona sí o sí. Ese final me parece magnífico.

Todo pasa en ‘Blood’ dejando a Jim en pie para que la franquicia no se muera. Un personaje que está lejos de ser blanco pero que después de dos temporadas también está lejos de ser un villano. Es un poco cabrón con pintas, sí, pero los dos asesinatos que ha cometido y que conozcamos no han sido idea suya. Uno ha sido siguiendo los deseos de su esposa enferma y otro por accidente. Jim sigue estando en esa tierra de nadie en la que pese a no ser un asesino en serie realmente estamos deseando verle caer. Y ese es el gancho que tiene la serie para tenernos ahí si hay más temporadas. Queremos verle caer.

La segunda temporada de ‘Blood’ es más comercial que la primera, menos potente, pero aún así consigue construir una trama muy disfrutable, sobre todo en la segunda mitad de temporada. Si hay una tercera temporada la veré.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Las ficciones británicas son mi debilidad. Creador de #CienMegas. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

diecinueve + uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies