Home / Series / ‘Bajo Sospecha’, cuando los policías también mienten #capítulopiloto
bajo sospecha antena 3 critica

‘Bajo Sospecha’, cuando los policías también mienten #capítulopiloto

Confieso que soy un fanático de las series de investigación policial. Un género con unas normas narrativas muy claras que pese a su vejez siguen funcionando perfectamente siempre que el caso esté bien construido. Da igual que ‘Broadchurch’ no aportara nada nuevo al género en su primera temporada, el caso estaba muy bien construido, con eso le bastó para ser adictiva. Y es que la clave de la investigación policial es que nos convirtamos en espectador activo creando teorías a cada giro del guión. Unas reglas narrativas que ‘Bajo Sospecha’, la nueva serie de Antena 3, demuestra tener muy claras en su capítulo piloto. Un episodio que pese a pecar a veces de obvio consigue presentar una trama muy compacta capaz de darnos muy buenos momentos.

La serie arranca con la trágica desaparición de una niña el día de su comunión. Las primeras investigaciones apuntan a que alguno de los familiares de la joven pueda ser el responsable de su desaparición. Dos policías se infiltrarán en el pequeño pueblo donde sucedió todo para resolver el caso. Una arranque narrativo muy potente que sorprende mostrando imágenes que dejan teorizar al espectador sobre si la joven aún está vida. Un giro que se saldría de las reglas clásicas del género y que daría un toque menos dramático al desenlace.

bajo sospecha antena 3 alicia borrachero

‘Bajo Sospecha’ no se anda con rodeos, va al grano. Que los agentes estén infiltrados hace que nadie, absolutamente nadie, diga la verdad en esta historia. Uno de sus elementos más fuertes que también esconde una de sus mayores debilidades. En sus cinco primeros minutos, los de la fatídica comunión, no sólo presentan el caso sino que se permiten sembrar dudas sobre todos los asistentes. Demasiado pronto intentan que empecemos a poner fotos en nuestras paredes de las elucubraciones. Una obsesión que arrastran todo el capítulo, con planos sin diálogo y miradas misteriosas que dejan claro que todos ocultan algo. El arranque de la serie peca de obvio y fácil en  muchas ocasiones.

Espionaje a los vecinos de casa a casa sin preocuparse lo más mínimo en ocultarse tras las cortinas, saltos de valla a plena luz del día para entrar en propiedades privadas, conversaciones “casuales” con desconocidos que son interrogatorios demasiado obvios, o el participar en una batida a las horas de haber llegado al pueblo, son algunos de los momentos en los que la trama deja de ser creíble. Tiranteces propias del capítulo piloto en el que la presentación del caso prima sobre la magnificencia narrativa.

Pese a ello ‘Bajo Sospecha’ funciona a la perfección. Consigue sacar partido a las normas clásicas del género construyendo un caso con todos los ingredientes para convertirse en adictivo. Un amplio abanico de sospechosos, dos agentes totalmente distintos obligados a entenderse y un buenísimo cliffhanger final prometen muchas horas de teorías para nuestras mentes.

bajo sospecha antena 3 lluis homar

Como es habitual en las series de Bambú, un reparto de altura consiguen darle el dramatismo que el guión requiere. Una magnífica Alicia Borrachero que pide a gritos más minutos que los que ha tenido en el piloto, un inmaculado Lluis Homar, un camaleónico Pedro Alonso y un cada vez más maduro (y ahora desaliñado) Yon González son los rostros más visibles de un reparto con grandes rostros interpretativos.

Blanca Romero es la única mancha en este inmaculado casting. Una “actriz” plana e inexpresiva que además hacer a su personaje algo prescindiblemente insulso también saca lo peor de Yon González. Confiemos en que si el joven actor fue al final capaz de no dejarse arrastrar por Amaia Salamanca en ‘Gran Hotel’ pueda también olvidarse de la torpeza interpretativa de su nueva compañera de reparto.

‘Bajo Sospecha’ demuestra que la serie es digna sucesora de grandes títulos españoles del género como la siempre olvidada ‘Punta Escarlata’. Un capítulo piloto que convence para comprar y que promete un gran juego de teorías y sospechosos. Una serie hecha a medida para los amantes del género pero con los ingredientes justos como para ser apta para todos los públicos.

Sobre Alfredo L. Zamora

Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador del blog @cienmegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Cada temporada lucho con los zombis con mis reviews semanales de 'The Walking Dead'.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR