Home / Series / ‘Agatha Christie: Testigo de cargo’, un juego engañoso de celos y venganza

‘Agatha Christie: Testigo de cargo’, un juego engañoso de celos y venganza

[ UK | 2016 | 2 capítulos de 60 min | NOTA: 5,5 ]

Después de publicar mi crítica de ‘Inocencia Trágica’ me hablaron de otra miniserie de la BBC que adaptaba una novela de Agatha Christie y que no tenía localizada. Es ‘Testigo de cargo’ (‘The Witness for the Prosecution’), dos capítulos de una hora cada uno y una historia sencilla pero disfrutable. Analizo la adaptación sin haberme leído el libro, por lo que no puedo entrar a valorar lo fiel que es el guión respecto al libro. Lo que sí que voy a hacer es compararla con la película de Billy Wilder de 1957, una cinta que supera con creces a la miniserie que nos ocupa.

De las adaptaciones recientes de novelas de Agatha Christie que he visto que ha hecho la BBC, ‘And Then There Were None’ sigue siendo mi favorita. ‘Testigo de cargo’ e ‘Inocencia Trágica’ me han parecido entretenidas pero muy facilonas, entretenidas pero olvidables. Miniseries que acabo recomendando solo a los adictos al género, dejando claro que no son nada del otro mundo.

El guión de ‘Testigo de cargo’, además de tomarse sus licencias, resulta muy simple. Hasta que llegas al desenlace no encuentras nada que realmente sorprenda, un misterio que se mantiene con recursos muy sencillos. La trama cuenta la historia de Leonard Vole, un hombre que es arrestado por el supuesto asesinato de una mujer adinerada con la que se veía a escondidas de su mujer. Un virtuoso abogado intentará demostrar su inocencia pese a que todo apunta a que es el verdadero autor del crimen. Un caso judicial que siempre se guarda un as en la manga.

Casi todo el metraje de la película de Billy Wilder es el juicio, a lo ’Doce hombres sin piedad’, un thriller judicial en estado puro, adictivo. El juicio en la miniserie de la BBC no dura ni medio episodio, dando tiempo a desarrollar la vida de un abogado sin carisma. La película es perspicaz, inteligente, ingeniosa y personal. De la miniserie sólo se puede decir que es correcta. Si estás leyendo esta crítica y no has visto ninguna de las dos adaptaciones no lo dudes, ver la película. Si eres fan de Agatha Christie ve las dos para encontrar las diferencias (los finales son distintos).

La miniserie ni siquiera destaca en el plano visual, no consigue crear una atmósfera envolvente con personalidad propia. Es verdad que el segundo capítulo es mejor que el primero, pero eso es fácil cuando uno es la presentación y el otro el desenlace. Eso sí, el reparto defiende muy bien sus personajes, tanto protagonistas como secundarios.

Soy consciente de que no es justo comparar un clásico del cine de marca Billy Wilder con una miniserie menor actual de la BBC, pero el relato que adaptan las dos es el mismo y el encanto de la historia debería ser similar. Es verdad que la serie busca intencionadamente reinventar la narración, no hacer lo mismo que ya se ha hecho, el problema es que el resultado acaba siendo insulso. Entretiene, sí, pero no perdura en la memoria.

Sobre Alfredo L. Zamora

Alfredo L. Zamora
Periodista madrileño devorador de series de televisión. Creador de #CienMegas. Las ficciones británicas son mi debilidad. Hago reviews semanales de #TheWalkingDead.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

1 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Para más información o para saber cómo cambiar la configuración de su navegador puede ver nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies